Recíbelo por mail

miércoles, 27 de abril de 2016

Sexo en lugares públicos. Let´s go outside.

Una pareja fornicando desenfrenadamente en el metro de Barcelona, practicando sexo, esta ha sido la imagen del día (de hace unos días). Es muy curioso que esté teniendo tanto éxito porque ya hace tiempo que el sexo en lugares públicos es algo habitual.



Digo fornicando porque no creo que estuvieran haciendo el amor, que son dos cosas diferentes. Como dijo el gran Woody Allen, el sexo solo es sucio cuando se hace bien.  

Recuerdo que hace unos cuantos años  al bueno de George Michael lo pillaron in fraganti, pecando en unos servicios públicos, y lo castigaron con una cuantas horas de servicios comunitarios que cumplió. Además nos regaló esta canción de protesta: "Outside" que viene a significar "Hagámoslo al aire libre" y que habla, evidentemente de tener sexo en "espacios abiertos" o no tan abiertos como un ascensor.  He repasado en google y no encuentro esta historia, igual me la invento, debe ser la edad... pero para el post va que ni pintada. 


En el metro de Barcelona nos informa TMB que la multa es de entre 30 a 270 euros. Por 30 euros sale más barato que un hotel... 

Evidentemente yo jamás haría algo así, que fui a colegio de curas y soy muy pero que muy formal , pero conozco algunas personas (el típico "tengo un amigo") que han pecado, no solo de pensamiento, en lugares públicos y han tenido a bien hacerme participes de sus hazañas y, como todos, he oído rumores escandalosos de personas practicando sexo fuera del hogar, en los sitios más insospechados. 

En el coche (parados y en movimiento) en la playa, en el Camp Nou, en una boda, en la Ronda de Dalt (o Litoral) mientras conduces la moto, en un ascensor, en un restaurant, en una iglesia, en la terraza de casa, en el terrado, en un hospital, en un cementerio, en el cine, en la noria del Tibidabo, en un avión (eso siempre me maravilla cuando voy al lavabo en un viaje con Vueling, por las dimensiones), las posibilidades son infinitas para romper la monotonía del sexo en casita, rollo batamanta. 

La canción de Gorge da la clave en el inicio: lo he hecho en el sofá, en la mesa de la cocina, en el recibidor...  por tanto, he de buscar nuevas emociones. 

Supongo que los más clásicos se escandalizaran pero es un error porque alimentan el morbo de los infractores, les dan gasolina para encontrar algo excitante, se les hace el juego a los "infractores" 

Posiblemente hay dos tipos de parejas: 

1. A las que les va el morbo de "poder ser pillados" rollo adolescente cuando estás en casa de los padres de tu novia y te estás jugando llevarte una buena tunda (aunque eso era antes, ahora creo que le pides una cerveza al suegro y comentas la jugada) Supongo que les debe mover la excitación de tener sexo en el cine rodeados de personas y con miedo a ser descubiertos, a que el camarero se de cuenta de que no te estás comiendo solo la pizza, a que el del coche de al lado ate cabos para saber que a tu copiloto no se le ha caído el boli y lo está buscando entre el freno y el embrague. Pero en el fondo no quieren que les descubran, solo generar una duda razonable de que ahí "pasa algo". Y disfrutar con ello. 


2. Los exhibicionistas. No quieren tener el morbo de poder ser pillados, quieren que los pille, que la pareja que tienen al lado en la playa se muera de envidia con esa pasión sexual que no tienen desde hace años, que el cura los vea y corra detrás de ellos con el crucifijo en la mano, que alguien abra la puerta del despacho y descubra que eres el macho mas macho del mundo y estás teniendo sexo  con la buenorra de la oficina mientras los demás trabajan. 


Es posible que haya un tercer grupo integrado por aquellos a los que les da igual todo, que les vean, o que no les vean, tiene un calentón y adelante. 

Así que me sorprende el "run run" que ha levantado la noticia del sexo en nuestro amado metro, esto pasa a diario, en todas las esquinas de cualquier gran ciudad, en cualquier lugar de trabajo, en cualquier cine y en cualquier boda que se precie hay una encuentro sexual furtivo y oculto, o no tanto. 

Hoy, después de leer el post hacedme un favor, comentadlo (se puede hacer como anónimo), dadme nuevos ejemplos de como vuestra lujuria no tiene límites y reconoced si habéis pecado como los salvajes del metro (sin palabras malsonantes, recordad que me educaron los padres jesuitas)

Y si no lo habéis hecho, o es un recuerdo de hace años, hablad hoy con vuestra pareja.... porque os estáis haciendo mayores. 

viernes, 22 de abril de 2016

Las palomas lloran, nieva en abril... Adiós Prince.

 Si me hubieran preguntado hace unos días con que tres personajes me hubiera gustado ir a cenar hubiera dicho Johann Cryuff, Prince y Bruce. Aguanta Boss.... 



Prince ha muerto y su fallecimiento me impacta más que el de Johann por inesperado, porque hace nada planeaba un viaje a Londres para verle actuar, porque lo inesperado duele más que lo que ves venir, porque habíamos hecho, de alguna manera, planes juntos. No me interesan los detalles de la muerte, ese morbo enfermizo del cómo se ha ido. Me da igual es una putada. 

Como decía con la muerte de Johann, Prince es de esas pocas personas que, sin conocerme, me ha hecho más feliz. Que no es poco.

Ha muerto Prince, un inmenso músico de nuestra era, uno de los mejores, uno de los grandes. Mi Bruce es un gran compositor, toca aceptablemente la guitarra y tiene un directo brutal, pero Prince era un GENIO. Con mayúsculas, negritas, cursiva y subrayado.

Recuerdo la primera vez que oí hablar de él, fue en el colegio (13 años??) cuando mi  amigo Emilio explicaba que había un cantante en Estados Unidos muy bueno que tenía una canción sobre la masturbación, "Tamborine". No le hicimos mucho caso y, por la pinta que tenía, le dijimos lo que decía todo el mundo: que era una copia de Michael Jackson, que era una nenaza... esas idioteces.


Pero no, poco a poco me fui enamorando de Prince, ayudado porque si alguien es fan de Prince es mi mejor amigo, un melómano como pocos, y eso te ayuda a conocerlo.  

Prince era un poeta, un músico, un instrumentista de todo lo que se pueda tocar (más de 30 instrumentos, en su primer disco los tocaba todos) un salido, un religioso, un defensor del amor entre los humanos, un excéntrico, un aceptable cantante, un maravilloso compositor, una diva, alguien que proclamaba sin complejos que el sexo es solo una forma de amor y de placer, juntos o separados, y un extraordinario coreógrafo y bailarín.

Cambió de tener nombre a ser un símbolo unisex y después a llamarse  "El artista" o "TAFKAP"(The artist formerly known as Prince), en esas rarezas que solo se pueden permitir los genios porque si lo hace Bunbury (con todos los respetos) es una gilipollez. 


Si a Bruce se lo acoge como se merece en Barcelona a Prince nunca se le ha dado el trato justo, ni una décima parte del mismo, quizás también porque él nunca nos demostró el amor del Boss y se ha dejado ver poco por aquí. Es mucho más difícil entender a Prince para la cultura española, poco dada la sutileza, con ese aspecto sexualmente ambiguo, esa voz de niña, esas mallas y americanas imposibles con pedrería que lucía y esa música tan funky.  

Prince se ha ido y no volveremos a oír  sus solos de guitarra, su voz de falsete, sus bailes, su forma única de entender el funky, sus bailes espectaculares, su sexualidad desbordante, sus impresionantes improvisaciones. 

Encarando el post me he preguntado por sus 5 mejores canciones, pero para elegir con un poco de criterio necesito, al menos, una semana. Posiblemente el "Purple Rain" es la mejor sin discusión, su obra maestra y "Kiss" y "When Doves Cry", se sientan a la derecha y la izquierda del padre pero hasta 10 me queda una vida de autodiscusiones. 

He atracado a Raimon, mi experto de cabecera en Prince y le he pedido a vuelapluma si me podía dar sus cinco mejores. Me ha dicho "Purple Rain" no cuenta. 

Su lista han sido: Uptown (Dirty Mind), I would die 4 you (Purple Rain), Strange Relationship (Sign O´thew  Times), Gett off (Diamonds&Pearls), Rockhard in a Funky Place (Black Album) y se ha arrancado con unos acorde en su honor. Y estos acordes de piano en su honor.... 

video


Y claro, no estoy de acuerdo.... pero me reservo mi lista de las 10 mejores de Prince. Disfrutaré con mis dudas como lo hice con Bruce. 

Mientras iba en moto al trabajo he ido cantando (secreto, canto en la dicha cuando estoy solo a gritos y en la moto) varias canciones y me he puesto triste, muy triste pensando en Anna Stesia que me salvaría de mi desolación, en Cynthia Rose tomándose su estrella de mar con café y sonriendo por debajo de su nariz, en Dorothy Parker diciendo "whoever´s calling can´t be cut as you" (si una chica me dice eso me caso) mientras me doy un baño de burbujas con los pantalones puestos, en la ninfómana Nikki diciéndome "sign your name on the dotted line", en una chica entrando con una gorra de color cereza y poca ropa más, pero por encima de todo pensando en Tracy con una de las canciones más tristes de todos los tiempos y hoy más, su "Sometimes it snows in April"

Escuchadla leyendo la letra y decidme cuantos habéis llorado con ella (si entendéis el inglés en VO y si no, al final está la traducción) 



"Sometimes it snow in April"


Tracy died soon after a long fought civil war 

Just after I wiped away his last tear 
I guess he's better off than he was before 
A whole lot better off than the fools he left here 
I used 2 cry 4 Tracy ‘cause he was my only friend 
Those kind of cars don't pass U every day 
I used 2 cry 4 Tracy ‘cause I wanted 2 see him again 
But sometimes, sometimes life ain't always the way 

Sometimes it snows in April 

Sometimes I feel so bad, so bad 
Sometimes I wish that life was never ending 
And all good things, they say, never last 

Springtime was always my favorite time of year 

A time 4 lovers holding hands in the rain 
Now springtime only reminds me of Tracy's tears 
Always cry 4 love, never cry 4 pain 
He used 2 say so strong, “Oh, I'm not afraid 2 die?
Unafraid of the death that left me hypnotized 
U know, staring at his picture I realize 
No one could cry the way my Tracy cried 

Sometimes it snows in April 

Sometimes I feel so bad, yeah 
Sometimes, sometimes I wish that life was never ending 
But all good things, they say, never last 

I often dream of heaven and I know that Tracy's there 

I know that he has found another friend 
Maybe he's found the answer 2 all the April snow 
Maybe one day I'll see my Tracy again 



Sometimes it snows in April 

Sometimes I feel so bad, so bad 
Sometimes I wish that life was never ending 
But all good things, they say, never last 
But all good things, they say, never last 
And love, it isn't love until it's past


"A Veces Nieva en Abril"

Tracy murió poco después de una larga guerra civil

Justo después de que le secara su última lágrima
Supongo que estará mejor que antes
Mucho mejor que los idiotas a los que dejó aquí
solía llorar por Tracy porque era mi único amigo
ese tipo de oportunidades no se te presentan todos los días
solia llorar por Tracy porque quería verle de nuevo
pero a veces, a veces la vida no es como...

A veces nieva en Abril

a veces me siento tan mal, tan mal
a veces deseo que la vida no acabase
pero todo lo bueno, dicen, no dura.

Primavera siempre fue mi estación favorita del año

donde los amantes van de la mano bajo la lluvia
ahora la primavera solo me recuerda las lagrimas de Tracy
siempre llorando por amor, nunca por dolor
el decía tan alto:"oh, no tengo miedo a morir,
no tengo miedo a que la muerte me deje hipnotizado"
sabéis, mirando su foto me doy cuenta de que
nadie podía llorar del modo en que mi Tracy lloraba

A veces nieva en Abril

a veces me siento tan mal, tan mal
a veces deseo que la vida no acabase
pero todo lo bueno, dicen, no dura.

Suelo soñar con el cielo ahora que Tracy está ahí

sé que ha encontrado otro amigo
tal vez ha encontrado la repuesta a toda la nieve de Abril
tal vez un día volveré a ver a mi Tracy de nuevo

A veces nieva en Abril

a veces me siento tan mal, tan mal
a veces deseo que la vida no acabase
pero todo lo bueno, dicen, no dura
pero todo lo bueno, dicen, no dura
y el amor no es amor hasta que es tarde.


Pero para no acabar de forma tan triste, si alguien quiere saber qué era Prince que disfrute de este vídeo de 12 minutos. El mejor "half time" de la historia de la Superbowl, una mini-actuación en medio de un diluvio que finaliza con su Purple Rain.




jueves, 21 de abril de 2016

Viva el sangrado libre menstrual !!!!!

La verdad es que la CUP no deja de ser una fuente de inspiración para mis post porque a ideas que pueden ser buenas siempre tienen que añadirle un toque grotesco, reivindicativo y escatológico. En el caso del control de la menstruación con su reivindicación de las copas vaginales lo han vuelto a hacer añadiendo... el sangrado libre!!!


De entrada, como digo en muchos de mis post, sé que este tema no debería opinar porque soy hombre y, al parecer, esto nos descarta para hablar del 99,9% de los temas candentes: la violencia de género, el sexismo, la cría de los niños, la baja por maternidad, la lactancia, la ovulación... y la estrella de todos: la regla, la menstruación, el periodo, el mes, "lo de las mujeres". 

La CUP, un partido político-vecinal-social-asambleario-marxista-reaccionario-independentista-ecológico pero por encima de todo empiezo a sospechar que ultra-feminista (por cierto, alguien tendría que inventar una palabra entre el feminista "igualdad entre hombres y mujeres" y el feminazi "feminista radical que promueve una vulneración de los derechos de los varones") que es posiblemente por donde se mueve este grupo.

De entrada os diré cual es el mejor método para mí para la menstruación: el que las mujeres quieran. Sin ninguna duda. Por motivos obvios mi trabajo de investigación en este campo es escaso y solo os puedo hablar de las ventajas teóricas.

Así que, teóricamente, que es el único campo en el que me puedo mover, me parece una magnífica idea el dar publicidad a la "copa menstrual" que es un aparato de recogida de sangre durante el periodo y que, por lo que he leído tiene pocos inconvenientes y bastantes ventajas, entre ellos el ser barato (muy barato en comparación con las alternativas)  y ecosostenible.

"La esponja menstrual" me parece más dudoso, con mayor probabilidad de infecciones y problemas higiénicos. Es como un tampax pero casero y no le acabo de  ver la gracia excepto el precio. Si reciclas la esponja es más sostenible pero la higiene pierde terreno.

Hasta aquí todo más que correcto. Cada uno baja las escaleras como quiere.

Pero entonces les pierde el personaje. Aquí tienen ese ataque de feminismo que les lleva no solo a reivindicar que son iguales que los hombres (mismos derechos) si no que deciden que para conseguir ganar esa batalla, la de la igualdad, hay que perder cualquier rasgo externo que denote feminidad tal y como culturalmente la entendemos. Hay que acabar con todos los signos de esclavitud patriarcal como la depilación, la ropa ya no sexy si no "de mujer" o los cortes de pelo favorecedores. Por mi parte "no problem"

En el fondo me parece que es más una provocación para reforzar su "el patriarcado nos oprime" cuando alguien las critica por estos motivos.


Pero volvamos al sangrado libre. Hay que entender que no solo soy hombre si no que soy práctico
hasta la médula así que todo lo que sean complicarse la vida me parece absurdo.

El sangrado libre es, como su nombre indica, un "que sea lo que Dios quiera". Esperas a notar que la regla te "está bajando", intentas contenerla y vas a buscar un lavabo para evacuarla. Me da, por lo que me han contado, que no debe ser fácil.

Como mi sensibilidad para la rareza y lo esotérico es nula, no entiendo ni el yoga con su saludo al sol, podéis imaginar las dificultades que mi mente cuadriculada tiene para entender esta práctica.

Durante el día he comentado el concepto del sangrado libre con varias mujeres y todas han puesto cara de "¿cómo?" así que me tranquiliza ver que mi extrañeza no es un Robinson Crusoe.

Pero creo que hay que entender que las mujeres amantes del sangrado libre son... diferentes. Se escapan de la media y llegan a unas conclusiones como mínimo peculiares. Si tenéis un rato entrad en el siguiente link de una defensora del sangrado libre porque es interesante.

Os dejo las frases que más me han llamado la atención:

" Recolecta tu sangre, huélela, tócala"
" Cuando sangro, observo la belleza de mi sangre rubí, la huelo, pinto con ella, la festejo. Porque no es el único, pero si es uno de los caminos principales hacia la revolución. Mi re-evolución a ser mujer"

Yendo más allá en un acto que entiendo que era reivindicativo para hacer visible "la menstruación" un grupo llamado "Sangre Menstrual" se paseó por el barrio de Malasaña de Madrid de esta guisa.


Y de aquí al cielo de la locura, en este tutorial de youtube esta chica nos da una lección de como maquillarse con sangre menstrual.


Me parece perfecto que haya defensores del sangrado libre igual que los hay de millones comportamientos que por el 99% de la sociedad son "atípicos", que haya gente que se tatúe hasta las pestañas, que sean veganos, que sean adictos a la cirugía plástica, que les guste llevar un calcetín de cada color...  mientras no hagan daño a nadie.

Pero leo lo que escriben y veo un toque sectario claro. Leyendo el blog aconseja a las mujeres que "recolectemos nuestra menstruación y pintemos algo en la portada de nuestra agenda". Pues no.

Que ofrezcan talleres sobre "el sangrado libre" en los colegios me parece inaceptable, que es querer influir en nuestras hijas sobre una determinada forma de entender la menstruación, la sexualidad, un concepto de mujer y feminidad llevado hasta el extremismo más alucinante. Y opino porque tengo una hija y sí, la educamos su madre y yo. Yo también.

Os dejo otro blogg en la misma línea del anterior con arte con sangre menstrual (que conste que los cuadros son chulos)

http://www.airesdecambio.com/la-belleza-de-la-sangre-menstrual/

Supongo que esa idea les parece lo mejor del mundo pero si mi hija empieza a recolectar su regla y nos deleita con unas cuantas pinturas hechas con la sangre de su menstruación tendría un intercambio de palabras con su padre que incluirán ciertos castigos de "los de toda la vida", y me alegraré de que así se rasguen las vestiduras y digan que estoy perpetuando la sociedad patriarcal. Y bien contento y satisfecho con mi trabajo.

Porque a la CUP le parecerá lo que quiera pero el sangrado libre y que alguien recolecte su regla y pinte con ella me parece una auténtica marranada








miércoles, 20 de abril de 2016

En Sant Jordi, un libro y una rosa para nuestras amadas.

Nuestras amadas se merecen lo mejor y en Sant Jordi debemos regalarles la preceptiva rosa que representa nuestra admiración hacia su belleza y un libro en señal de pleitesía a su cerebro. 


Regalar una rosa a una mujer y un libro a un hombre es sexista. Estoy seguro, sobre todo porque hoy en día todo es sexista, ergo esto también lo debe ser. Y como es sexista hay que cambiarlo. ¿Solución? Hay que regalarles un libro a las chicas (también) 

Yo, que soy un genio, un adelantado a mi época, un innovador, es lo que tiene ser una mente privilegiada que cuando salieron los teléfonos móviles sentenció "esto no tiene futuro", hace años que lo vengo haciendo. Pionero es la palabra exacta. 

Mi chica me insinuaba con una mirada, con un leve parpadeo o incluso con una mínima dilatación de su pupila que para el resto  de los mortales hubiera pasado desapercibido, que quería (también) un libro y yo corría veloz como una gacela a comprárselo, recorriendo todas las librerías de Barcelona, entrando en foros de lectores, escudriñando cualquier gesto de mi amada que me indicara cuales eran sus preferencias literarias. 

Si me comentaba algo de las relaciones entre EEUU y Rusia yo creía ver un guiño asimoviano, si me decía "podemos ir a Praga de fin de semana" la imaginaba en el sofá, medio desnuda (lo cortes no quita lo valiente), leyendo "La fiesta de la insignificancia" de Kundera, quizás levitando unos centímetros. Eran unos días cautivadores, llenos de referencias literarias en cualquier pequeño detalle de nuestro mundo juntos, en cualquier susurro, en cualquier caricia.




Pero comprar el libro perfecto era solo la mitad de este hermoso trabajo, de esta misión en busca del Santo Grial de la literatura. La dedicatoria que la luz de mi vida descubría al abrir la portada, única y romántica, pero no cursi, era el perfecto complemento que deslumbraba a mi amada, compitiendo con la perfecta armonía de su libro y su rosa. 

Conseguirlo no era fácil: repasaba los poemas de Bécquer, las declaraciones de amor del Don Juan de Zorrilla, los versos de William (versión original por supuesto), los veinte poemas de amor de Neruda y hasta a Miquel Martí i Pol, hasta que unos versos o, mejor, una prosa poética, brotaba de mi enamorado y enardecido corazón para que mi pluma lo plasmara en palabras. 



Como además de atento, cariñoso y adelantado a mi época soy por naturaleza dadivoso hasta me lancé a regalarle el libro digital. No recuerdo la dedicatoria con exactitud pero sé que contenía tanto sentimiento que fue capaz de conseguir que un regalo electrónico cobrara vida con el palpitar de mi corazón y compitiera en romanticismo con el papel escrito, más tangible, mas mundano. 

Evidentemente era una metáfora entre la infinitud del almacenamiento del libro electrónico y lo que esperaba que durara nuestro amor, una eternidad, todos aquellos episodios que compartiríamos juntos como capítulos de un interminable libro que sería nuestra vida en común, la mejor novela romántica nunca escrita, la nuestra. 

Y siempre recibía mi libro a cambio, también con unas magníficas dedicatorias, llenas de amor. ¡Qué bonito! 

Pero nunca recibía una rosa. 

Año tras año acababa Sant Jordi con el alma triste, con unos ojos llorosos que mi amada atribuía a mi felicidad, con un desasosiego que me recorría las entrañas, que me cerraba el estómago,  que me hacía temblar las piernas dejándome apenas andar, disminuyendo mis niveles de serotonina hasta las profundidades de las fosas oceánicas, negras y oscuras como mis presentimientos, casi sin ganas de consumar nuestro amor. Casi. 

Sorprendido, hice una encuesta entre otros románticos como yo: los dos Sergios, Antonio, Jordi, Raimon y tantos otros enamorados que se arrodillan con solo mencionarles el nombre de su musa y aprecié como mi desconsuelo no estaba solo, como mi desazón era hermana de la desazón de mi hermano, como el 24 de abril era el día en que los hombres no osamos mirarnos a los ojos, tristes e incapaces de reconocer el motivo de nuestra desdicha: nos falta nuestra rosa. 

¿Acaso las mujeres son sexistas? 

¿Acaso nuestras enamoradas no nos aman tanto como nosotros a ellas, no son capaces de entender que somos varones modernos, sensibles, románticos, apasionados y que estamos esperando año tras año que ellas valoren tanto nuestro corazón como nosotros valoramos su inteligencia? 


¿Creen que no sabemos valorar la suavidad de un pétalo de rosa, su fino tallo, el embriagador aroma que desprenden, la maravillosa metáfora del amor que representa contraponiendo la hermosura de su flor con el dolor que causan sus espinas? 

¿No será, simplemente que no nos veneran como nosotros a ellas? 








lunes, 18 de abril de 2016

Los pagafantas

Siguiendo con mi colección de personajes de la sociedad hoy me toca el de "los pagafantas", sin el l@s porque, no nos engañemos, somos todo tíos.


Para empezar es sorprendente que la palabra pagafantas no esté aceptada por la RAE, no sé en que piensa esta gente pero espero que tras este post reconsideren su absurda postura 

Un "pagafantas" es aquel varón que en una situación de cortejo es incapaz de ir más allá y producir un encuentro sexual o sentimental. (Wikcionario dixit)

El término pagafantas se popularizó en parte por una peli del mismo nombre que no me he dignado a ver (para que veáis que investigo para los post)


Aquí hay varios subtipos de pagafantas, pero destacaría dos: el que es un cortado y es incapaz de lanzarse al vacío a ver que pasa aunque se lo pongan en bandeja de plata y el segundo, mucho más interesante, el que va detrás de una chica que no le hace ni puñetero caso por lo que nunca pasa, ni pasará, de primera base (terminología beisbolística yanqui 100%). Vamos, que hace de amigo gay. La chica tan contenta y él más quemado que la moto de un hippie, a dormir a casa.

Yo creo que todos hemos sido pagafantas en algún momento. De un tipo, del otro o de los dos.

El tipo pagafantas "no me atrevo" lo veo más rollo adolescente porque a partir de cierta edad se te pasa la tontería y decides que "from lost to the river": atacas y si te llevas un chasco lo olvidas con dos cervezas (o diez)  

El malo es el otro, en el que es más fácil caer a cualquier edad. Te gusta una chica (si está tremenda mejor que mejor) y empiezas con los rituales de apareamiento: la invitas a cenar, a una copa, al cine, al teatro... esas cosillas.

Y tu encantado, con ganas de hablar con ella, de irte de cena, de fin de semana, de casarte o, simplemente de practicar el noble arte del sexo una y otra vez. El pagafantas auténtico está enamorado, que conste, el resto son sucedáneos, como eso que llamamos caviar. 

Pero ella no!!!!!

Ohhhhhh..... solo te quiere como amigo. Amigo gay. 

Y nuestro querido pagafantas tiene dos opciones:

  • Opción "macho machote" que consiste en mover rápidamente el periscopio y buscar otro pez en el mar, que es clarísimamente la correcta. Incluye la posibilidad de quedar con ella de vez en cuando a ver si baja la guardia y haces un "home run". Es mucho más fácil si el objetivo es puramente sexual. 
  • La segunda, que consiste en aceptar el papel de pagafantas enamorado y vagar como un espíritu eternamente a su lado, autoengañado, pensando que "ella se dará cuenta de que eres el hombre de su vida" o simplemente, en un acto de masoquismo extremo, aceptar una vida por el simple placer de rozar su mano cuando camináis mientras te recitas las rimas de Bécquer al llegar a casa. Muy triste. 
En "Love actually" tenéis al prototipo del segundo tipo, el masoquista. Así ha acabado el pobre, huyendo de los zombies con cara de amargado...

Me voy a quedar mirando como te casas y eres feliz con mi mejor amigo
porque no se me ocurre una forma mejor de acabar con mi vida.
Pero qué romántico soyyyyyy....
Pero sí, ahora tengo que cargar contra las mujeres como en el caso de "los calzonazos" porque no iba a ser todo culpa nuestra. 

Detrás de todo pagafantas hay uno de estos dos tipos de mujeres: 

1) Las super-mega-pavas que realmente son tan simplonas que no se enteran de que ese perrito faldero que babea a su lado está enamorado de él. Volvemos a Love Actually (la que iba leyendo esos cartelitos tan monos) 

De verdad llevas 3000 años enamorado de mí?
Primera noticia... aixxxx que pava soy!! jijijiji 
2) Las brujas, que sabiéndolo, en lugar de decirle un clásico "no sos vos, soy yo" y apartarse elegantemente de su lado para que el pobre busque a alguien que le haga caso, se aprovechan hasta límites insospechados de esa alfombra a la que pueden pisar, sacarle cenas en sitios caros, tardes "agradables" y todas esas ventajillas que se tienen al disponer de un siervo. 

Así que, amigos y amigas, si veis a un pagafantas mucha compasión y paciencia, lo único que podemos hacer por él es explicarle la situación a la chica si el modelo superpava o llevárnoslo de copa y aguantarle el rollo hasta que, con suerte, encuentre una chica que lo rescate. 


Si os ha gustado y no habéis leído los post sobre los otros personajes, aquí os los dejo: 

- Los calzonazos: 


- La chica de la cola de las palomitas: 


- Las víboras: 

sábado, 16 de abril de 2016

El "no pasa nada, la vida sigue" de Alves

Nuestro querido Dani Alves (ironía) la ha vuelto a liar demostrando algo que ya sabíamos, que lo que ha tenido de buen jugador lo tiene de tonto. Imitando a su novia con una peluca se grabó diciendo "Cariño, no pasa nada, la vida sigue, es solo un partido de fútbol" 


Empecemos porque Dani Alves es un jugador que debería estar fuera del club hace tiempo, por su rendimiento y por estas idioteces que hace que a la mayoría de socios nos parecen una falta de respeto. No es la primera, lleva ya unos cuantos desplantes y se las hemos ido permitiendo una tras de otra. Me temo que Barto no hará en privado lo que debería que es decirle que "el soci" se siente profundamente cabreado con estas chorradas y que ni una más. 

Me parece muy bien que para él "solo sea un partido de fútbol" pero para los culers lo del miércoles era más que un partido de fútbol. Si no lo entiende, que parece que no, fuera del club.  Tampoco lo echaremos de menos, porque como se demostró el miércoles, Sergi Roberto hace más en 20 minutos que Alves en 70.

Iniesta llorando y Alves haciendo el chorra en youtube. Las dos imágenes del post-partido. El mito y alguien que no recordaremos con cariño precisamente.  


Pero es que además todos los hombres del mundo (menos él) sabemos que lo peor, con diferencia, que nos puede decir nuestra pareja tras una derrota como la del miércoles es "no pasa nada, es solo fútbol". Es una falta de respeto por nuestros sentimientos, por nuestras aficiones, por nuestras forma de vida, por nuestra forma de ser. 

Es más que una provocación es una declaración de guerra que solo se puede superar si, tras soltarle un bufido plenamente justificado, lo remata con un "ahora no lo pagues conmigo". Perfecto, ya puedes ir llamando a tu abogado para firmar los papeles del divorcio porque has superado todos los límites. Llama a tu madre que te vas de casa. Sin maletas. 

Mi hija lo hizo el otro día pero tiene 12 años y está en formación. Se lo expliqué, lo entendió (va sobrada de inteligencia emocional) y me abrazó diciéndome "siento que hayáis perdido papi". Así vamos bien.

Así que Alves, para ti solo será un partido de fútbol, pero es que por jugar una sucesión de simples partidos de fútbol te pagan una pasta y eso es porque para los aficionados lo del miércoles fue un pequeño, superfluo, fútil, irrelevante e insignificante drama del que nos acordaremos dentro de 15 años. Pero tú, por lo que veo lo habrás olvidado en 10 días...

Ah, para que nadie me acuse de sexista, las mujeres futboleras con parejas no aficionadas puntúan igual, pero el post estaba hecho en primera persona. 

Querido Alves, "bon vent i barca nova". 



lunes, 11 de abril de 2016

Podemos y Alberto Rodríguez (el rastas)

El otro día Alberto Rodríguez (famoso hasta ahora por sus rastas) habló por primera vez como diputado y perpetró un discurso memorable que nos lleva a una conclusión: España se hunde.


Vamos a decirlo muy claro: definitivamente hemos bajado el listón del todo en el tema de qué tipo de políticos queremos. En Podemos, pero también en otras formaciones de la "nueva izquierda" parece que basta con ser honesto y buena persona para ser un político "mejor que los otros". Con eso , al parecer, se conforman.

Imaginad que os van a presentar un chico/a para una cita. Preguntáis que tal es y responden: es muy simpático.y nada más. ¿Quedaríais? Pues aquí lo mismo. 

Alberto Rodríguez salió a hablar de economía y lo redujo a un simplismo espectacular, rollo Barrio Sésamo. Un esperpento.

Miradlo que "vale la pena". 
Voy a empezar diciendo que lo de las rastas es lo de menos. Cada uno va vestido como le apetece y lleva el pelo corto, largo o con rastas. Soy de los que creen que a una boda se va con traje oscuro pero nadie puede imponer sus conceptos de estilismo, así que si quiere ir con rastas, que vaya. 

El problema que inicialmente esconden sus rastas, es su currículum:

- Ciclo Superior (lo que antes era F.P) de Química ambiental 
- Trabajador como operario en una refinería de petróleo, entrando a partir de ahí en el mundo sindical y en IU para luego pasar a Podemos. 
- Como plus fue detenido en las protestas del 15M

Espectacular.

Este es el momento en que muchos se rasgan las vestiduras y dicen "no tiene derecho a ser político por no tener 4 carreras???? " Pues seguramente habrá otro puesto para él pero para discutir de economía se debería saber "algo" del tema y su formación es nula. Este señor, Dios no lo quiera, podría ser Ministro de Economía y para eso hay que ser el más listo del curso en esta materia, no un tío majo y bienintencionado.

Hubo un tiempo en que todos nos rasgábamos las vestiduras comparando la carrera profesional de nuestros políticos con la de los alemanes (recuerdo el caso del Ministerio de Sanidad) por nuestras escasa preparación . Desconozco por qué pero la nueva izquierda lo ha transformado en mérito!! Si has trabajado en movimientos vecinales o un sindicato puntúa el triple que tener una formación sólida, estilo "carrera más masters". Se lo explicaré a mis hijos, como se dice en las redes hablando de lo que cobra "la Esteban". Si quieres ser Parlamentario y hablar de economía (dando lecciones) con un ciclo superior vas que te las pelas.


Por tanto tenemos a un portavoz de Podemos que no tiene formación y que hace un discurso lamentablemente simplista y populista con un estilo oratorio que significa un suspenso en la ESO: leyendo, sin expresión corporal, mal estructurado, inconexo... pero eso sí, muy fácil de entender.

Subid el salario mínimo, políticos de la casta, que sois unos capullos (empezando por criticar a los que habían presentado la moción a la que iban a votar que sí)  EN el momento lagrimita saca a pasear a su madre (humilde, claro) para darle un tono emotivo y decir "hijo, representa a los que no saben ni que tienen voz". Emocionante, pelos como escarpias.   

Centró el discurso en algo en lo que hasta estoy de acuerdo con él, en que hay que subir el salario mínimo interprofesional aunque no creo que nos podamos equipar a a la media europea.

Pero el problema es que la forma de explicarlo fue de alguien que no tiene ni puñetera idea de economía, lo que concuerda con su CV, al que le han escrito (o lo ha hecho él) un discursillo de primaria con el que quiere meterse con la casta más que otra cosa y demostrar que son el pueblo.

Lo que reclaman es para el pueblo y el discurso es tan del pueblo... por simple (hasta la nausea), porque cualquiera, por poca formación que tenga, podría haber hecho ese discurso tan poco trabajado.

Por tanto, estamos ante el gran sueño español. Cualquiera puede ser político y decir "mamá, hoy hablo en el parlamento", e ir a discutir sobre asuntos de los que no tiene más idea de lo que le hayan contado ese "comité de sabios" de Podemos que solo hacen que hablar de aumentar el gasto una barbaridad cuando hay un déficit del 5% que hay que reducir.

O sea, no sabe de lo que habla, utilizando su terminología "ni puta idea" 

En las próximas elecciones tendremos que elegir para que nos dirijan entre los corruptos (PP y PSOE), la marca blanca del PP y un partido que no cree en la meritocracia y en el que cualquiera, siempre que sea honesto y buena persona, y mejor si lo han detenido en un par de protestas, puede llegar, mínimo, a diputado que da las pautas sobre economía, importando un pito que sepa algo del tema.

Si luego nos hundimos (más) a mí no me extrañará... 

He comentado este tema con un par de personas: una hizo exactamente las misma reflexiones que yo he puesto, añadiendo que el pobre estaba en el Parlamento más perdido que "un pulpo en un garaje" pero la otra, una podemita convencida, lo ha defendido con un "peor que los otros no será, al menos es honesto" Genial. Y lo de honesto se supone porque todo el mundo con rastas son buenas personas como es de dominio público.

Hoy he visto un paciente al que había que operar de la vesícula. Lo he enviado al cirujano, pero con el próximo no caigo, le diré que lo opero yo, que de cirugía ni puñetera idea pero que soy muy majo y honesto. Seguro que le parece bien!!!

















domingo, 3 de abril de 2016

Libros del 2016

Crimen y Castigo. Fiódor Dostoievsky. 1866.


Una de las asignaturas pendientes que tenía desde hace tiempo en mi interés por acabar con los primeros de esas listas de "los 100 mejores libros de la historia".


Es uno de esos "libros río", de larguísima extensión pero que para disfrutarlo hay que leerlo con calma, saboreándolo. O sea, dedicadle un par de meses.

La trama es realmente sencilla y no es que sea muy difícil de adivinar: "Crimen y castigo", el título lo dice todo.

Lo importante no es lo que pasa si no cómo pasa: la preparación del crimen, las dudas, el delito, el arrepentimiento, el amor, la miseria, la prostitución, la sociedad rusa del siglo XIX...

En la trama son tan importantes los personajes principales como los secundarios de entre los que me gustaría destacar a Svidrigáilov (quizás porque no lo destaca nadie más) que encarna esa dualidad que tenemos los humanos de poder ser unas veces maravillosos y otras unos canallas: el típico cabronazo de buen corazón.

Gran libro pero no es fácil de leer por su extensión que lo convierte en un reto. 

Milena o el fémur más bello del mundo. Jorge Zepeda. 2014


Reconozco que me cautivó el título más que el libro. La verdad es que tras "Crimen y Castigo" uno tiene que leer algo más fácil, que no nos haga estar con las neuronas puestas en no perder la brillantez de la prosa. Aquí lo tenemos fácil. 




Es una historia de detectives con la excusa de la prostitución de fondo o es una novela de denuncia sobre la trata de blancas disfrazada de novela policiaca. No me queda claro pero apostaría por lo primero. 

Un par de peros. Me cuesta leer novelas en que los protagonistas hablan como si estuvieran dando un discurso en la RAE porque ocuparán la silla de la "ñ". Y así hablan los protagonistas de la novela. Un hacker habla que parece Gabo, un detective cuyo verso es maravilloso y, sorprendentemente y, a pesar de que la trama está ambientada en México DF, por su forma de hablar parece que sean todos de Pucela.

El libro es fácil de leer, un entretenimiento aceptable aunque abusa, como en todo thriller moderno de buscar demasiados giros, demasiadas sorpresas, aún a costa de resultar poco creíbles. Si no te sorprenden 35 veces en las últimas 20 páginas parece que les falte algo. Excesivo. 

Una novela que se lee fácil y que demuestra como ha caído el Premio Planeta (fue la ganadora del 2014). 


Voces de Chernóbil. Svetlana Aleksiévich. 1997

Svetlana Aleksiévich es la Premio Nóbel del 2015 y eso es una garantía.



Voces de Chernóbil tienen un inicio absolutamente brutal. Tras una pequeña introducción pasamos al relato de Liutmila Ignatenko, viuda de un bombero que fue enviado en las primeras horas a la central de Chernóbil. Realmente conmovedor, consigue en un instante transmitirte la angustia de los primeros damnificados tras el mayor accidente nuclear de la historia.

Es un compendio de relatos de múltiples tipos de personas que vivieron en Chernóbil, de todo tipo: abuelas, jóvenes, agricultores, médicos, políticos, escritores... Un poco de todo.

Del accidente del 26 de abril de 1986 no tenía demasiada idea así que he aprendido mucho: que fue un caso de negligencia en cadena, la actitud negacionista de las autoridades y el engaño masivo a la población, que aunque la central esté en Ucrania los afectados fueron los bielorrusos, por proximidad y porque era hacia donde soplaba el viento en el momento del accidente pero que nadie se crea que es un libro para saber exactamente qué paso allí, porque no entra en detalles técnicos sobre el accidente. 

La visión del libro es la que dan las personas del pueblo llano,  en general poco dramática, muy "soviética", en un vestigio de una cultura que ya ha pasado a la historia, la de la creencia en un "estado" que está por encima de todos nosotros y por el que si hay que morir se muere, sin dramatismo y casi sin cuestionar absolutamente nada. Si pensamos en nuestra forma actual de entender la relación con el estado, a quien le exigimos todo y al que no le damos nada "gratis" es hasta chocante. 

El libro es espectacular pero solo tiene un pequeño pero, se hace un poco largo, por repetitivo, porque las últimas historias añaden poco a las primeras. 

A diferencia del Premio Planeta, cuando te dan un Premio Nóbel es por algo.

Creo que además intentar acabar la lista de los 100 mejores añadiré leer algo de todos los Nóbel de literatura.