Recíbelo por mail

jueves, 21 de septiembre de 2017

Punto de no retorno

Ya hemos llegado queridos amigos al punto de no retorno;  esa imaginaria línea donde por mucho que frenes te la pegas, ese momento en que, casado, has subido medio trompa a casa de un pivón a las 3 de la madrugada. No hay vuelta atrás.


El gobierno del PP está aplicando la ley en Catalunya con una severidad sin precedentes, con un exceso de celo del que jamás se había tenido noticia (diría que ni en la época de ETA) y ha decidido que hay que poner toda la carne en el asador para que se respete la legalidad. La suya, claro, la misma que se pasan por el forro cuando les da la gana, que es a menudo. Aplicando el famoso 155 de forma velada. 

Hasta aquí uno podría estar de acuerdo porque la ley hay que aplicarla.  A uno que no sabe de leyes solo se le ocurre que, o se aplica de forma torticera o tenemos una ley que permite que se encarcele a personas por sus ideas, por disentir. Lo que se ha llamado toda la vida presos políticos. Malo o peor. A elegir.


Seguramente, como casi siempre, no hay una respuesta única, es, como en los éxamenes, un "todas las anteriores".


Estamos en un pais gobernado por los herederos de Franco porque, que nadie se equivoque, el franquismo está muy vivo en España, y el deje autoritario, chulesco y colonial no ha perdido fuerza. Hay que recordar que España no tiene extrema derecha porque está en el PP bien a gustito. 


Esta chulería como siempre está apoyada sobre tres pilares indispensables: tener un TC que hace lo que ellos dicen (para algo lo han puesto), unos jueces que no son en absoluto independientes y, por último el ejército (en especial la Guardia Civil) 


La dialéctica del gobierno del PP tiene, desde siempre, ese toque de desdén, de amenaza velada o directamente de amenaza como estamos viendo en Rajoy estos días. 


Hemos ido tragando con "leyes mordaza" y recortes de libertades: a la cabeza la libertad de expresión seguida de la de reunión o la de voto. Votar algo que a ellos no les guste es ilegal. Votar, aunque sea una simple consulta, sobre algo que no está amparado por la Constitución es ilegal. Que alguien me explique por qué. Estar en contra de la Consitución es ilegal? 


Hemos tenido titiriteros en la cárcel, gente que hacía chistes de mal gusto encausados, transexuales que ofenden a la iglesia en los tribunales, como si los buenos modales o el buen gusto estuvieran por encima de la libertad de expresión. 


Tenemos las "cloacas del estado" creando mentiras para falsear elecciones y ministros del Interior que chulean de "cargarse la sanidad" La catalana claro... y que quede claro, cargarse la sanidad cuesta vidas. Haced una regla de tres.


Pero hemos ido tragando, se ha tragado cuando requisan carteles, urnas o papeletas o cuando no se puede discutir sobre el 1-O (Anna Gabriel et alt). 


Cada vez hay más represión: en las leyes  y en la interpretación sectaria de las mismas.


El problema está claro: los dirigentes del PP son la extrema derecha de este país, incapaces de detectar que tenían un problema (hasta hace 4 días Madrid capital ninguneaba el "tema catalán") o sin ninguna voluntad de arreglarlo de forma distinta a lo que aprendieron de sus mayores (mano dura, jueces y ejército) Razón y ABC hoy día están húmedos...


En la izquierda tradicional, también gran culpable de haber llegado a este punto, las cosas no están mejor. La sultana representa al cepillador del Estatut, inicio de todo, Iceta es un niño pequeño con una piruleta, esperando que el sueño de una España federalista y plural se convierta en realidad cuando hay más indicios de vida inteligente en CR7 y Pedro Sánchez suficiente tiene con mantener la silla. Lo que más se parece a un espanol de izquierdas es uno de derechas. Ya se sabe. 


Podemos y compañía reaccionan tarde, algo es algo... a ver que recorrido tiene su protesta y si no es algo puramente táctico para cambiar el gobierno del PP como sospechamos muchos.


Estamos en el punto de no retorno. Si los ciudadanos españoles no lo arreglan (que no parece) y deciden cambiar su país, algo se ha roto definitivamente con España, independientemente de si hay independencia o no.


Esperemos que nadie caiga en las provocaciones y no haya violencia física. Respeto a las opiniones de todos pero ahora si que hay dos bandos claros: si te parece bien lo que está haciendo el PP estamos en aceras diferentes e irreconciliables. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario