Recíbelo por mail

sábado, 25 de marzo de 2017

Libros de 2017

Este año no ha sido mi año más lector y diría que tampoco en el que he acertado más con los títulos. Os dejo la primera parte del año 




El animal moribundo. Phillip Roth. 2002




Aquí tenemos una vez más al amigo Roth enfrentándose a sus fantasmas: la vejez, el sexo y las enfermedades.

Habla de la relación de un profesor con una alumna inapropiadamente más joven: el enfoque es brillante, la parte en la que solemos pensar menos cuando vemos una pareja de 60-25. Siempre nos da pena ella y lo criticamos a él. 

Pero aquí no: él está enamorado y sabe que va a sufrir, que es, evidentemente, una relación pasajera y eso lo hace insoportable. El que lo pasa mal es el que, además, es  juzgado severamente por la sociedad. 

Maravilloso Roth como siempre. Y torturado. Y otro año sin Nobel.... 


Pétronille. Amélie Nothomb. 2014 




Amelie nos sumerge de nuevo en una historia supuestamente autobiográfica en que una lectora con la que se "carteaba", al parecer algo absolutamente habitual en la escritora y tema más o menos central de varios de sus libros, pasa a ser  compañera de borrachera; una especie de alma gemela, como mínimo de una parte de nuestro ser: el que sale, bebe y ve el mundo desde otra perspectiva, la etílica. 

Nada nuevo para los que hayáis leído libros de Nothomb: se leen de tirón, interesantes, divertidos y bien escritos. 

Muy recomendable pero, en la lista de la autora, por debajo de "Barbarroja" y, sobre todo, de su magnífico "Estupor y temblores"




Cartero. Charles Bukowsky. 1971


Leí este libro tras ver Californication (serie)  y ahora entiendo el guiño al libro: el protagonista se llama Hank y se desarrolla en California. Qué falta de cultura la mía ... 

Es su primera novela y es menos "Bukowsky" que otros: menos sexo y menos soez pero más interesante. 

La historia, la vida de un perdedor que era cartero como podía ser conductor de autobuses o barrendero está escrita con maestría. Consigue que nos metamos en su vida gris, con una terrible sensación de que todo es inevitable, de que no hay salida posible, de que la vida que le ha tocado vivir al protagonista es una mierda y de que cualquier atisbo de felicidad es pasajero. Que si algo puede ir mal irá mal. 

Libro con gran contenido autobiográfico ya que Bukowsky trabajó más de una década como cartero y... no sigo que hago un spoiler en toda regla!!! 

Muy recomendable a pesar de que por lo visto ¡lo escribió en un mes!


Trezte tristos tràngols. Albert Sánchez Piñol. 2008



Uno que es seguidor de Sánchez Piñol por su "Victus" y "La pell freda" no podía resistirse a leer este libro de cuentos. Como (casi) todos los libros de este estilo  combinan historias muy buenas, buenas y regulares. 

Me quedo con "Només digues si encara m'estimes" 

Un entretenimiento de verano para seguidores de Sánchez Piñol. Sin pretensiones.






Patria. Fernando Aramburu. 2016 


Cuando lo estaba leyendo un amigo me preguntó que leía. "Patria" contesté. "Ah, un best seller". Pues sí, pero un buen libro. 

Patria no habla de ETA: habla del fin de ETA y de la ruptura que ETA provocó en las propias familias y entre los amigos íntimos. La historia es la de dos familias amigas, una con un asesinado y la otra con un asesino. Dos familias de las que ahora se llaman BFF, de las que iban juntas hasta el lavabo y como se enemistan por ETA.  

La forma de narrarlo es muy original, con expresiones muy "de pueblo" que te hace meterte más en la historia, en las familias.

Que se haya vendido mucho y que tenga muy buenas críticas es justo: gran libro sin duda. 





El Proceso. Franz Kafka. 1925


Esas cosas que pasan: paseas por Praga en viaje de placer, te das cuenta de que de Kafka solo has leído " La metamorfosis", te entra un ataque de hombre culto y decides leer algo más.

Así que empecé con ilusión "El proceso" pero no me duró demasiado: se me hizo tan pesado que no lo acabé, y eso que a "La Metamorfosis" le pillé el truco. A este no.

El libro trata de un hombre al que encausan (proceso legal) pero no sabe por qué y narra los pasos absurdos que da ante una justicia que ríete tu la de España para intentar defenderse no se sabe bien bien de qué.

Francamente, me pareció un tostón. 




Ni de Adán ni de Eva. Amélie Nothomb. 201


A pesar de que leo a Nothomb en todas las estaciones del año su nombre lo asocio al verano tanto como la piscina o el helado y de "Ni de Adán ni de Eva" no fue una excepción. 

Después de claudicar ante "El proceso" no puedes embarcarte ante otro libro en el que tengas dudas. Nothomb es una apuesta segura. 

Siempre autobiográfica, nos explica sus dos años de juventud en Japón y su relación con Rinri, un japonés ideal. Sería la parte complementaria de su magnífico "Estupor y temblores" que describía el horror del Japón laboral. 

Siempre creativa lo importante no es lo que cuenta si no como lo cuenta. Muy entretenido. En día y medio liquidado. 




Así que, por orden, las recomendaciones serían: 

- Cartero de Bukowsky 
- Patria de Aramburu 
- El Animal Moribundo de Roth 
- Ni de Adán ni de Eva y Pétronille de Nothomb
- Tretze tristos tràngols de Sánchez Piñol 
- El Proceso de Kafka

PD: a los que se horroricen porque pongo el último un libro considerado una obra maestra... un saludo!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario