Recíbelo por mail

lunes, 9 de enero de 2017

Libros 2016: tercera parte.

No he tenido un gran año lector, pero os dejo las últimas lecturas. 


El mal de Portney. Philip Roth. 1969




He de agradecer que me recomendaran el libro porque había abandonado demasiado tiempo al bueno de Philip. Considerado uno de sus mejores libros de Roth para valorarlo hay que situarlo en su época (1967). En el 2016 no es tan rompedor pero es un libro más que interesante. 

Gira sobre 3 ejes interconectados; la educación en la sociedad judía, la relación padres-hijos y el sexo o, lo que es lo mismo, entre su educación extraordinariamente rígida y lo que desea (sexo, sexo y más sexo con alguna que otra "perversión") 

Llama la  atención lo pornográfico que llega a ser, en especial la etapa de onanismo del protagonista. Quizás un poco menos ágil que otros libros del mismo autor te divierte, deja una sonrisa con las descripciones tarantinianas de la masturbación y hace reflexionar sobre la educación, la represión en la infancia y la imagen que tenemos de nuestros mayores. 

Lo recomiendo avisando de que es un libro bastante (muy) subido de tono, especialmente siendo de Philip Roth

Engaño. Philip Roth. 1990


Ya puestos, seguimos con otro de Philip Roth, de esos que se leen en una tarde, sin enterarte. 

La relación, estilo autobigráfico, de dos adúlteros, uno supuestamente Roth, en la habitación en la que él escribe. La curiosidad de él y la tristeza de ella predominan en en libro. Cambiando la frase de Anna Karenina todas las parejas felices se parecen pero cada pareja desdichada lo es de forma diferente y este sería un buen ejemplo de relación adúltera a los 55, más intelectual que de hormona. 

Otro buen libro de Roth. 

Aprovecho para pedir para Roth el premio Nobel, aunque sea el de física cuántica. 


No llames a casa. Carlos Zanón. 2012



Se le considera una especie de sucesor de Vázquez Montalban como rey de la novela negra española. Ágil, bien escrito y con una trama sencilla, se conduce hasta un final que no te acabas de esperar (quizás lo mejor del libro) Ambientado en Barcelona lo que para los nativos como yo siempre es un plus. 

Crítica: los personajes son estereotipos de esta clase de novelas (perdedores, drogatas, prostitutas) y le falta cierta dosis de humor. En eso soy mucho más del estilo Eduardo Mendoza que mezcla novela negra y cachondeo.

Para amantes de la novela negra "clásica". 



Las partículas elementales. Michel Houellebecq. 1998


Un libro previo a su "Sumisión" que le ha dado la fama y de un estilo similar. Relata la vida de dos hermanos por parte de madre absolutamente opuestos; uno brillante y asexual y el otro gris y obsesionado por el sexo aunque son idénticos en su infelicidad global. 


Magnífico escritor consigue en la mayor parte del libro un buen ritmo con un solo problema: concentra toda la parte filosófica al final. Confieso que leí parte del último capítulo en diagonal y después tuve que releer las últimas 30 páginas con calma que es como se disfrutan. 

Altamente recomendable. Leer sin prisas. 


La ley del menor. Ian McEwan. 2015


Un libro dividido en dos historias de la vida de una jueza que acaba de entrar en los sesenta: por un lado tiene que decidir sobre un adolescente testigo de Jehová y enfermo de leucemia que se niega a recibir una transfusión mientras su matrimonio sufre una mega-crisis. 


Fácil de leer pero tiene un problema: tratando de lo que trata no emociona. Tendría que ser de aquellos libros que tuvieras que contener las lágrimas. Excesivamente descriptivo para mi gusto no llega al alma y todo el desarrollo es previsible.  Correcto sin más



Apocalipsis Z. Loureiro Manel. 2007 


Soy bastante de pelis de zombies. Es un tema que  me interesa, supongo que porque el concepto de Apocalipsis Zombie nos enfrenta al reto de descifrar si seríamos de los que moriríamos en primera convocatoria o de los supervivientes listos, buenos y bondadosos. Yo estoy convencido que sería del segundo grupo, la duda ofende.


Este libro tenía otro aliciente para mí desde un punto de vista de bloggero porque se escribió en forma de una serie de post que después se recopilaron en un libro. Cada día que el protagonista escribe es una entrada (no escribía cada día) y así crea ese interés de entrar en el blog a ver si sigue vivo. Me parece una forma original de encarar una historia: me lo apunto. 

El libro no es ninguna barbaridad pero se deja leer sin pretensiones, de esos que siempre digo que se pueden seguir mientras tus hijos saltan sobre ti en la cama o se pelean.


La aventura del tocador de señoras. Eduardo Mendoza 2010 


Al escribir mi resumen del libro de Carlos Zanón me animé a retomar a Eduardo Mendoza. El último que había leído de él (Riña de gatos) me gustó mucho, pero este no es tan redondo. Se me ha hecho largo, de eso de los que tienes ganas de que acabe la historia, excesivamente liada.


No he conseguido centrarme en el libro  y, cuando eso pasa en un autor que te gusta, siempre te preguntas si la culpa es tuya o de él (del libro)

La verdad es que los personajes están muy bien buscados, con gran variedad pero eso hace que, a ratos, si añadimos el discurso estilo "fuga de ideas del protagonista", y esa forma tan curiosa de expresarse y de dar detalles superfluos de forma divertida, te llegues a perder.

Para mí no es de los mejores de Mendoza pero he pasado buenos ratos. El personaje del alcalde (¿Clos?) es absolutamente increíble con su muletilla "esto no debería verlo yo"

El mapa y el territorio. Michel Houellebecq. 2010


Acabamos el año con el tercero de Houellebecq. Es un autor muy reconocible por su forma de enfocar a sus personajes, desde una cierta distancia. 


En este caso nos narra la historia de un artista peculiar que cambia de disciplina artística pero siempre desde el desapasionamiento, que deambula por la vida como si fuera una rutina, sin amar, sin tener ninguna obsesión de las habituales (sexo o dinero) Al parecer una crítica a la superficialidad del siglo XXI

Curiosamente el escritor Michel Houellebecq es uno de los secundarios importantes del libro: no sigo para no hacer spoiler pero este hombre muy bien de la cabeza no debe andar... La relación, una vez más, del protagonista con su padre, con su "pareja", con su oficio y con el mundo son el hilo conductor del libro. 

Entre lo curioso de repente estás leyendo extensas descripciones sobre una raza de perro que, al parecer, no es que parezcan sacadas de wikipedia.... es que son "corta y pega" de wikipedia. Curioso... 

Uno de mis descubrimientos del 2016: Houellebecq







No hay comentarios:

Publicar un comentario