Recíbelo por mail

lunes, 12 de diciembre de 2016

El sexo tántrico

Desde hace años veo post de sexo tántrico entre la curiosidad y el hastío. Ya sabéis de mi condición poco menos que asexual así que no puedo opinar mucho ni del sexo tántrico ni de cualquier otra variedad sexual que, al parecer y por lo que me cuentan, son muchas.


Introducción: 


Tengo un amigo que me culturiza sexualmente y hay una forma de sexo que no entiende: el sexo trántico.  Lo he invitado para que me ayude con el post. Como experto. 

Al lío: el tantra o tantrismo es una de las variadas tradiciones esotéricas orientales que enseñan a utilizar el deseo material con el propósito de espiritualidad

En algún lado dice que es una variedad del yoga. Como eso del yoga siempre me trae a la cabeza alguna chalada haciendo el "saludo al sol" en Ibiza a las 5 de la mañana mientras yo vuelvo borracho perdido de la disco empezamos mal. 

Mi amigo asiente y me lo confirma con un "todas unas locas" mientras me da golpecitos en la espalda. 

Vamos a la RAE a ver si nos saca de dudas. 

Tántrico: "relativo al tantra o al tantrismo". Gracias RAE una vez más. Todo claro. 

El tantrismo es el deseo de lograr la realización espiritual, una vía hacia la iluminación, pero como al final solo tenemos una idea en la cabeza, lo mezclamos con el sexo y nos sale el sexo tántrico que serían las técnica de relajación y respiración vinculadas al tantra que se aplican al erotismo.

El objetivo, sigo leyendo, es fundirte de forma espiritual con tu pareja, el crecer los dos juntos como personas. 



Lo primero es que hay que abrir tu mente, un concepto que dice mi amigo que domina, que es lo que le dice a su pareja para hacer tríos e intercambios. Le respondo que no creo que vaya por ahí el tema y me mira con desprecio. 

Lo de abrir la mente es tan comodín y sirve para todo que yo me apunto. Al trío contigo y tu pareja no pesado...

En este caso, leo en la red, lo de "open mindes porque el objetivo del sexo tántrico no es el orgasmo. Queeeeeeeeé!!!! grita mi amigo con los ojos saliendo de sus cuencas mientras, nervioso, se levanta y va a  buscar una cerveza (AK Damm que es muy macho, tanto que ha vuelto insultándome por la presencia de Coronitas y Desperados en la nevera) 

Ya tengo la mente abierta  y sé de donde sacar churri compatible:  de clases de yoga, siguiendo el consejo de mi amigo: "esas chaladas se juntan ahí, rollo akelarre" me instruye. 

La primera dificultad cuando hablamos de sexo tántrico es que necesita tiempo. Mucho tiempo. Cantidades industriales de tiempo. 

De entrada te dicen que hasta que lo domines pueden pasar meses o incluso años, como si fuera la carrera de Medicina o el examen Advanced de inglés.  A mi me parece bien;  todo lo que vale la pena requiere un esfuerzo, pero mi amigo se ha ido refunfuñando a por otra cerveza. AK Damm claro. 

Así que tengo 46, lo dominaré a los 50. No me parece mal, es un objetivo como otro cualquiera. Tampoco tengo nada mejor que hacer y si a los 50 tengo disfunción eréctil (Dios no lo quiera) siempre me quedan los fármacos. 

El segundo problema respecto al tiempo es el día a día: esto no es un rapidito. Al revés: el rapidito es su archienemigo como Batman y el Joker o el Barça y Roncero.

Para tener una relación sexual tántrica has de coger un día libre como mínimo. No vale con acostar a los niños y hacer un "cenamos y nos tomamos una hora para nuestras cosas" 

Mi coautor pide que escriba que él es de una hora de media si tiene tiempo pero que es tan buen amante que 5 minutos con él son como 20 horas con otro, una sucesión de orgasmos ininterrumpida. Fantasma. Empiezo a arrepentirme de haberlo invitado. 

Imaginemos que somos ricos o jubilados o que no tenemos hijos y por tanto nos podemos decicar al sexo tántrico: "slow love"


Primera etapa: preparación. 


Hay que poner una música agradable que invita a la meditación, incienso, velitas,  sábanas limpias y suaves (satén ya puestos) y evitar interrupciones que nos corten "el rollo" (en lenguaje tántrico se llama conexión)

Importante que no hayan móviles encendidos ni nadie llame a la puerta. Tampoco puedes tomarte un minuto para ver como ha quedado el Barça-Granada.

Nos podemos dar un bañito relajante antes y así estaremos calmados y relucientes, frotarnos el uno contra el otro, lentamente y sin ir a por las zonas erógenas.

Mi amigo levanta la mano: quiere intervenir. Dice que básicamente es lo que hace siempre pero que el baño y el cambio de sábanas es para el post y no el pre, que tanta manía por la higiene le recuerda la memorable frase del gran Woody Allen: "el sexo solo es sucio cuando se hace bien" Respecto a la música me propone algo como el "Do me baby" o el "Slow love" de Prince. Ahí le doy la razón


Segunda etapa: contacto visual

Mi amigo cree que es lo que se hace en las discos cuando clavas tus ojos en una chica, atravesándola, desnudándola con la mirada hasta que te corresponde. Pues no. 

Le explico que los ojos son las ventanas para el Tantra de lo que está en nuestro interior. ¿Alguien duda de lo que hace mi amigo? Tercera cerveza (y última AK Damm) Tiemblo al pensar que irá a por la cuarta y no habrá mas que cervezas de nenaza

Hay que ensayarlo para que no te de la risa o no sea incómodo. Evidentemente se hace desnudos, sentados uno delante del otro. Me parece bonito pero tengo dudas de que mis rodillas soporten la postura de la foto más de 30 segundos. Además, ¿qué pasa con esas chicas que quieren hacer el amor a oscuras o en penumbras porque no están orgullosas de su cuerpo?, ¿aguantarán?




Tercera etapa: sincronizar la respiración. 

Venga: nos seguimos mirando e intentamos respirar juntos. Nos podemos tocar (poco) poniendo las manos en el pecho de la otra persona para sentirla más. No, nada  de magreos...  

Una vez hemos sincronizado las respiraciones podemos ir un poco más allá y darnos mensajes que refuercen nuestra conexión espiritual: "me gusta tu sonrisa", "me encanta como me miras", "me gusta verte cuando te secas al salir de la ducha". Esas cosas que le decimos a la pareja cada día. 


Como esto se está haciendo un poco extenso y siguiendo el espírito del tantrismo dejamos el post aquí. Seguiremos emn "El sexo tántrico II"

No hay comentarios:

Publicar un comentario