Recíbelo por mail

martes, 27 de diciembre de 2016

El sexo tántrico II.

Como explicamos en "El sexo tántrico" ya tenemos un escenario relajante, nos hemos bañado y purificado, entrado en el alma de nuestra pareja a través de sus ojos y sincronizado la respiración. Ahora toca tocarse (perdón por la redundancia) 


Para los que no hayan leído el primero...

Cuarta etapa: el contacto corporal. 


Conforme iba visitando páginas webs he comprendido que no hay una sola forma de entender el sexo tántrico, que cada uno lo interpreta de una forma diferente. Poco a poco he ido cogiendo el concepto.

Lo ideal es que antes de llegar al contacto corporal (o sea esas magníficas fases 1, 2 y 3) pasen varios días.

El primer día baño juntos, el segundo baño y luego nos miramos, el tercero añadimos sincronizar la respiración.

Al cuarto ya no podemos tocar (algo más). Digo algo más porque nos acariciaremos pero yendo, nuevamente, muy poquito a poco, desde las zonas menos erógenas a las más explícitas.

Mi amigo, y no es ningún secreto porque presume de ello, es de mano directa a los más íntimo: tetas, culo y vagina ("coño, se dice coño" me ladra a la oreja antes de revolverse en la silla, saltar como un león hacia la nevera y volver con los ojos inyectados en sangre gritando: "NO HAY A.K DAMM!!!!!! Solo Coronitas!!!"

Dicho ésto se larga diciendo: "¡a ver si me invitas a hablar de algo decente como BDSM! ¡Pero mi prima como experto son seis A.K. Damm! Ni una menos...". 

Menudo portazo. Adiós.

En fin, me alegro de que se haya largado porque no aportaba nada pero anoto mentalmente lo del post de BDSM en el que creo (temo) que tiene mucho que decir.

Una vez nos hemos acariciado (ahora ya no hablo de mi amigo, que quede claro) podemos pasar a las asanas que son las posturas del amor del tantrismo. 

La postura base es la del Yab Yum (que quiere decir "padre-madre") El lingam (pene) se introduce en el yoni (vagina) y el "padre" y la "madre" se abrazan y se besan.

Vamos, que la penetración es casi casi lo de menos. A mi lo del Yoni me suena al "Jonny" pero intentaré extraer la comparación de mi cerebro o ya no hay nada que hacer.


Otra postura bastante... incómoda. Si me gusta comer sentado en una silla, de esas que tienen respaldo, y odio las barras de los bares en las que he tomar la copa de pie, imaginad en el sexo: no me veo aguantando en esa posturita un mes.. Vamos, ni  veinte minutos.

Si alguien tiene interés que se meta en la red donde encontrará cientos de posturas sexuales tántricas pero me parece que no tiene ninguna importancia. 

Son las de toda la vida poniéndoles nombres super-zen, como si por fornicar sabiendo que una postura se llama "la sirena", "la gran abeja", "la fusión", "el trapecio" o "el tornillo" todo fuera a ser mucho más intenso ty placentero.Como si por llamar running al correr fuera más sano.


Muchas de ellas son imposibles a no ser que tengas 24 años y estés en forma nivel olímpico mientras otras harán las delicias de los urólogos porque veo muchos penes rotos como a uno de los dos les falle el apoyo.

Así que por el tema "posturas" me parece que es más de lo mismo (pero de ejecución más lenta, que no se nos olvide)

Finlmente llegamos al concepto que me cautiva más del tema: el orgasmo "seco".

A nadie que haya practicado este juego amatorio se le esconde ese supuesto secreto de que no hay como llevar cachondo 120 horas para tener un orgasmo de Champions League, de Óscar, para enmarcar, de matrícula de honor.

La táctica de parar cuando ves que vas a eyacular los hombres la practicamos desde nuestra primera vez (a los cinco segundos de empezar) hasta la última. La excepción es si juega el Barça y quieres acabar rápido para no perderte el pitido inicial. No lo veo nada novedoso.

Pero el concepto del orgasmo seco no se lo compro. Convertirlo en seco una vez llegado al punto de no retorno por medidas físicas rollo presionarte el periné para cerrar la uretra o con contracciones del suelo pélvico para que no llegues a eyacular no creo que le vaya muy bien a la próstata ni a su amiguito el conducto deferente: hemos tenido una conversación entre los tres (imaginaria) y me han preguntado si estoy chalado...


Me estoy dando cuenta que conforme he ido avanzando el post me daba cada vez más pereza el sexo tántrico y mas ganas tengo de ir a investivgar para el post de BDSM. 

En resumen, que esto del sexo tántrico puede tener su gracia pero simplemente me parece una exageración del "slow love" o "polvo con calma" y "currado" de toda la vida, con mucha parafernalia, eso sí. Para ricos y amantes de hacer una sola cosa por semana. 

Personalmente no me veo invirtiendo 5 años de mi vida en llegar a ser un maestro del tema. Más que nada porque el sexo, ya sabéis, tampoco me interesa mucho 

No hay comentarios:

Publicar un comentario