Recíbelo por mail

viernes, 14 de octubre de 2016

Dylan, premio Nobel de literatura.

Ayer nos enterábamos de que la Academia de las Ciencias Suecas le ha dado el Nobel de literatura al genial cantautor. Y a uno de entrada le parece una chorrada espectacular pero si reflexiona un poco... le sigue pareciendo una chorrada. 

De entrada parece una gilipollez pero llegas a casa, te metes un poco por la red y ves dos bandos: la parte seria (leáse El País, La Vanguardia) en que aunque se sorprenden del premio lo ven merecido y remarcan con solemnidad que es un poeta de la mejor especia, canela fina y la parte cachonda rollo "El mundo Today" que otorga el Nobel de Química a Juan Luís Guerra por sus aportaciones sobre la bilirrubina o que sitúa a Bunbury el segundo puesto en la clasificación por el Nobel a dos puntitos de nada de Dylan. 


A ver, que no, que no digo que Dylan  no sea un poeta como la copa de un pino con unas canciones tan absolutamente profundas que nadie tiene ni idea, en muchas ocasiones, de que narices está hablando y en la que millones de críticos se devanan los sesos intentando explicar unas letras que posiblemente escribió colocado. 

Seguro que sí, que las letras son buenas, que son poesía, que son arte puro. Maravilloso. Dylan es un genio, una diva, la repanocha. Perfecto. Hay consenso. Un aplauso para él. 

De acuerdo: su "Like a Rolling Stone" tiene una letra que mola, es intensa, tiene mensaje. Muy chula, pero quizás debería bastarle ser considerada por muchos la mejor canción de la historia (reñida lucha con el "Starways to Heaven" cuya letra, por cierto, me pone más) 

Pero es que cada apartado del arte tiene sus premios: la literatura, la música, el cine, el teatro, y, por muy bueno que uno sea, no hace falta invadir os premios de las otras "especialidades" 

Lo que hacía Dylan es genial pero tiene un nombre: música. La música lleva en nuestros tiempos aparejada una letra, que, si es buena, suele ser poesía. Y si es mala el autor lleva un D.J delante o la palabra "gasolina" en alguna parte de la canción.  

¿Poetas en el mundo de la música? Muchos: un Leonard Cohen, un Sabina, un Springsteen, un Mark Knopfler, un Prince, todos ellos son poetas. ¿Merecen el Nobel? No por Dios, no seamos memos. Ninguno. 

Lo que ha hecho la Academia en una jornada histórica dándole el Nobel de Literatura a Bob Dylan es una auténtica operación de marketing. Les ha salido bien. Felicidades. Todo el mundo sabrá que el Nobel del 2016 se lo han dado a Dylan y nadie sabe que se lo dieron en el 2015 a....  ¿lo sabéis? Pues a  Svetlana Aleksiévich, bielorrusa de la que os recomiendo sus "Voces de Chernóbil" con uno de los capítulo más espeluznantes (el primero) que haya leído. 

Pero por encima de todo la razón de que sea terriblemente injusto que le hayan dado el Nobel a Dylan es que hay increíbles autores, escritores de novelas, poetas, que son auténticos monstruos de lo que entendemos como literatura (y por Dios que no hablo de Murakami) que no tienen el premio. 

Parece que les están diciendo que son unos desastres, que como no hay ningún escritor decente para darle el premio, se lo dan a él. En resumen: sois muy malos tíos, aprended a escribir. Una humillación.

Esto es como darle la bota de Oro a Iniesta o a un jugador de Street Football cuando Messi está en activo. Imposible. No es que Andrés no sea un virtuoso del fútbol, es que el premio al mejor se lo tiene que llevar el mejor y ni Iniesta ni Dylan son los números uno. 

Esta foto de "El Mundo Today" con las votaciones del para el Nobel de literatura lo explica todo. Philip, el año que viene será tuyo (esperemos) aunque este premio ya vale un poquito menos. 





5 comentarios:

  1. se ve que no conoces a Dylan, ni entendiste el premio, porque una canción de Dylan puede aportar lo que aportan 50, 100 ó 200 de los mejores libros de literatura. Ahi su grandeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy típico. Como no estoy de acuerdo con el premio es que soy un inculto y no entiendo a Dylan. Seguro que una canción de Dylan aporta más que toda la literatura clásica. Ya. Evidente. La grandeza de Dylan es como cantautor y ahí es donde hay que darle el reconocimiento (que por otra parte ya tiene,creo que nadie duda que es de los mejores de la historia) Supongo que eres un incondicional de Dylan.

      Llevas razón en una cosa: no entendí el premio y no la llevas en otra, conozco a Dylan.

      Eliminar
  2. Pues no parece que lo conozca Ud muy bien, su "Papa was a Rolling Stone" es una canción de los Temptations cuya letra, ni mola mucho, ni es especialmente intensa, ni tiene un mensaje muy profundo que digamos, dicho lo cual, coincido con Ud, el Nobel a Dylan sobraba, y no porque piense que este le viene grande al bardo, sino por todo lo contrario, ni le engrandece ni lo necesita a estas alturas de su vida, coincido con Ud, debería haberse otorgado el galardón a Roth, o mejor aún, a Cormac McCarthy, lo que me parece cuanto menos temerario, es que, sin conocer la obra del galardonado, cuestione los méritos de este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente me refería a "Like a Rolling Stone". Conozco algo a Dylan: no soy un experto pero la crítica no es a que se lo den a él: es a que se lo den a un cantautor. Gracias por corregirme el error... pero me alegro de que en el fondo estemos de acuerdo.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar