Recíbelo por mail

miércoles, 14 de septiembre de 2016

El despertador vibrador: despiértame otra vez.

El mundo del sexo para las mujeres está en alza. Si jugáis en bolsa comprad acciones de cualquiera de estas compañías porque su crecimiento será imparable. Su última hazaña: el despertador vibrador. Un pequeño paso para la mujer pero un gran paso para la orgasmidad.


Se trata de una idea sencilla, es raro que no hayan millones como él vendiéndose por Mercadona, Caprabo, H&M y Zara desde hace cientos de años. Como una imagen vale más que mil palabras os dejo una foto. No tiene pérdida. 


Para que funcione es imprescindible que la candidata se lo tome en serio: hay que tener un cuerpazo como el de la ilustración (¿para cuando publicidad de modelos de tallas grandes, perdón, de tallas no tan pequeñas, para este tipo de artilugios?), la lencería ha de ser roja aunque no sea fin de año y las uñas han de ir a juego. Si no el wireless no funciona que es muy suyo. 

Una vez solventado esto solo falta comprar aparatito cuando hagan más (porque se ha agotado, evidentemente) y probarlo. 

Barato, como toda la altísima tecnología, no es, cuesta unas cuantas libras. ¿Adivináis cuantas? Pues sí, 69 libras, los de marketing no se han matado. 

Misil en la cabeza para los del marketing

La suerte es que aquí llegará a 69 euros, porque en temas sexuales, 69 es igual aquí, en Inglaterra y en Corea, por lo que cada mujer que se precie podrá tener uno en casa. 

La idea es genial y todos los hombres esperamos con ansias que un equivalente en hombre se desarrolle en breve. Hoy mismo voy a lanzar una iniciativa en change.org "Dúrex: inviertan en investigación para conseguir un masturbador-despertador para hombres" porque no se nos puede discriminar. Estaría feo. 


Pero tengo mis dudas, luego existo. Que sí, que la idea es muy buena, que es mejor que a uno le despierten con un agradable masaje (ojo, 27 velocidades tiene el despertador) que con un ruido insoportable, pero no lo acabo de ver, seguramente por algo que se llama experiencia. Si fuera para hombres todos tendríamos cuatro. Pero es para féminas. 


Os pongo un ejemplo: los hombres me entenderéis y afirmaréis con la cabeza de forma cómplice y las mujeres negaréis la mayor y os indignaréis diciendo "yo no soy así!!", pero...  

Imaginemos una historia cotidiana: son las 7 de la mañana y el varón se despierta. Nota que le tira el pantalón del pijama y observa complacido, incluso orgullos, que tiene una erección matutina (trempera matinera). Se viene arriba desoyendo lo que le dice la experiencia e inicia una excursión sin ningún tipo de futuro (él aún no lo sabe) hacia las zonas pudendas de su amada, que yace plácida y angelicalemente dormida a su lado. 

¿Qué pasa en esos casos? 

Opción A: ella se gira, acomoda sus extremidades inferiores separando ligeramente sus rodillas para facilitarle el trabajo a su media naranja, dejándose llevar hasta recibir un masaje que acaba en un magnífico orgasmo con el que se inicia un nuevo día. Una vez satisfecha sexualmente puede preparar el desayuno con una estúpida sonrisa en la boca, salir corriendo al trabajo y disfrutar de una jornada sabiendo que con este inicio nada puede salir mal.



Opción B: ella gruñe... "pero qué haces!!!", quieres estarte quieto !!!! Resopla, se gira, dándonos la espalda y su respingón trasero, y ronca en menos de 30 segundos. Cuando suena el despertador (de los clásicos) 15 minutos después ella te mira con cara de "desde luego, me has estropeado mis últimos minutos de sueño" y sabes que esa noche tampoco hay mambo. Por malo. 


Os invito a votar en los comentarios Opción A ó B, hacedlo como anónimo si queréis pero dejar el sexo (me refiero a que digáis si sois hombres o mujeres) pero la B ganaría de forma humillante (hablo de matrimonios, no de parejitas de 20 años) 

Lo peor es que igual el aparato recibe mejor trato que el humano y cuando empieza a vibrar todas las ellas del mundo tienen unas ganas locas de sexo y ninguna tiene sueño. Aunque nunca he tenido miedo a ser sustituido por una máquina, al menos en este aspecto, reconozco que me sentiría molesto si mi cielo, mi cariño, la luz de mi vida, el motivo por el que respiro, que no está excesivamente cariñosa conmigo por las mañanas y no me toca ni con un palo, se despierta orgasmáticamente a mi lado por un trasto que parece sacado de un bazar. ¡Justicia! ¡Venganza! ¡A la hoguera! (el aparato, clarifiquemos que aún me caerá una demanda por apología de la violencia de género...) 

Supongo que le acabaría cogiendo cariño (ella al aparato) y le pondría algún nombre hortera, como hacen muchas con sus consoladores (Gray, Manolo, Goodmorning, Despiertameotravez, Orgasmodemivida) con lo que la sensación de ser engañado sería enorme. 

Se acercan oleadas de divorcios al grito de "esta cama es muy grande para los tres


Así que el target de la compradora sería una mujer soltera, con cuerpazo, ropa interior roja y uñas a juego: no hay tantas.... 

Pero es que, además de que no tengo claro que las chicas quieran despertarse orgasmáticamente cada día y que las parejas acepten de buen grado ese agravio comparativo, me quedan algunas dudas más, todas ellas de gran calado.

  • ¿ La excusa para llegar tarde al trabajo será "me ha sonado el despertador"? 
  • ¿ Se podrá apagar con el boton de "snooze", ya sabéis, el de 5 minutos más? 
  • ¿ Podrá llevarse al congreso para que se despierten a las congresistas si se duermen en un pleno?
  • ¿ Si les toca guardia las doctoras se lo llevan? 
  • ¿ Harán kits con el baby-ipod vaginal? 

Pues nada, a esperar las encuestas de satisfacción de las usuarias. Seguiremos el tema con el interés que merece y esperaremos el equivalente para los hombres. Si no es Dúrex, que se meta Axe





2 comentarios:

  1. No puedo hacer otra cosa que sonreír, tecnología punta, 27 velocidades??? Como soy una mujer tradicional elijo la opción A, más práctica y menos incómoda para dormir que el despiertame otra vez (si por casualidad el aparatito cayera en mis manos, te daré mi sincera opinión)

    ResponderEliminar
  2. Opción A sin duda, pero si alguien quiere regalarme el artilugio por Navidad, prometo usarlo las noches en que no hay excursionista (no todas, que mi médico recomienda dormir sin ropa interior) y rellenar la encuesta de satisfacción.

    ResponderEliminar