Recíbelo por mail

lunes, 18 de julio de 2016

Me gustan las chicas jóvenes (también) Parte II: los motivos

Aquí está la segunda entrega de la saga en favor de las chicas jóvenes. Por si alguien lo duda: voy a generalizar.  


Yo, que tengo un gran respeto por todos los libros del mundo mundial de psicología creo que hay una única razón: en general nos gustan más que las de nuestra edad (generalización)

Ahí aparece esa maravillosa ciencia (la psicología) para decirnos que ellas necesitan una figura paterna que no tuvieron (nótese que siempre podremos decir que su padre no era una figura paterna como Dios manda: sea por calzonazos o por duro, sea por omnipresente o por ausente, siempre al gusto del consumidor) o que lo idealizaron si era un padrazo y buscan replicarlo. 



No entraré en el cliché de que les puedes proporcionar "lujos" a los que no están acostumbrados, aunque es evidente que en algún caso algo de eso puede haber.

Como no tengo un Ferrari y mi ritmo de vida es bastante normal, en mi caso me parece irrelevante.  

Nosotros, según los psicólogos, buscamos una niña pequeña a la que mimar, a la que proteger… o alguna chorrada por el estilo.

Pues no señores psicólogos, es simplemente porque nos gustan (nos ponen) más. Lo siento pero alguien tenía que decirlo.

No entraré en una obviedad: el cuerpo de una mujer a los 25 años es más hermoso que a los 50. Pero es evidente también que el cuerpo de un chico de 25 tiene más músculos y más grandes que el de uno de 45 y, siempre en general, las mujeres no los encuentran más atractivos. 

Pero lo que distingue a las chicas jóvenes es que no tienen el cinismo respecto a la vida que tenemos todos los que hemos superado la cuarentena, y aquí no hemos de hacer distinción de sexos. Ellas lo son tanto como nosotros y a mi siempre me ha gustado ser el cínico de la pareja. Jamás saldría con alguien más cínico que yo. Never. 

Para las chicas jóvenes la mayoría de las cosas son un descubrimiento. No han viajado tanto, ni han cenado en  los lugares que tu has cenado, ni han tenido las experiencias que tu has tenido. Para lo que no hayan salido nunca con una chica más joven que sepan que esto es básicamente lo que se pierden. El revivir con alguien un “la primera vez que”. No hay nada mejor. Lo podemos hacer con nuestros hijos hasta cierta edad pero es magnífico poderlo hacer con tu pareja.

El que tengan muchos menos años que tú les da el encanto de la “primera vez”, pero aquí radica su principal problema: son unas inmaduras. 

Hay cosas que das por supuestas que no lo son. Hay un cambio generacional. Y, o tienes muy claro que tienes que hacer un ejercicio diario de comprensión por cosas que a tu edad son realmente incomprensibles o no hay nada que hacer. 

Así que a una relación de éstas hay que ir cargado de paciencia, libros de meditación, yoga y pastillas azules (si hacen falta)… pero sobretodo de calma, tranquilidad y cursos de contar hasta 10000.  Paciencia. Esa es la palabra clave: paciencia.



No querría dejar de rebatir una de los argumentos más idiotas que he oído cuando digo que salgo con una chica más joven, que se resume en la frase "¿de qué hablas con ella?" 

¿Se supone que una mujer de 25, 30 años no tiene conversación?: como mínimo dudoso. 

Pero el sofisma se basa en que presupone que con una de 40 te lo vas a pasar bomba con su conversaciónEso es falso. No por tener más de 35 van a tener una vida interesante y te van a regalar mil anécdotas, van a discutir sobre la batalla de Stalingrado,  te van a argumentar de forma implacable a favor o en contra del independentismo, de si Podemos es socialdemócrata, si al Barça le interesa más jugar un 4-4-2 o un 4-3-3 (una mujer que habla de esto es sexy, muy sexy), van a comprender el Problema de Monty Hall o si el mejor libro de la historia es de Kundera o de Dostoievsky. 

Muchas de más de 35 tienen una conversación nula así que esa premisa no vale nada. Cero. Niente. Nothing. No demuestra esa supuesta superioridad de las cuarentañeras (al parecer cuarentonas ya no se dice). La frase ¿de qué hablas con ellas? se puede aplicar al 50% de las mujeres (y por lo que me explican las mujeres al 80% de  los hombres)

Añadamos que, como en las canciones, muchas veces es más importante la música que la letra. Hay grandes canciones en que la letra no dice nada así que, para enamorarnos de una canción, no hacen faltas grandes mensajes. Eso es así. 

Y sí, como siempre hay excepciones: habrá chicas de 25 que hayan viajado más que yo, que hayan vivido fuera de España, que tengan experiencias más interesantes que contar que las mías y  que sepan más de política internacional que yo. Y hay mujeres de 45 con un cuerpazo que ya quisieran las de 30, con una terrible ilusión por la vida, con una frescura a toda prueba y con un bagaje que las hace interesantísimas. 


Por eso, generalizando, he puesto en el título: "Me gustan las chicas jóvenes (también)

Pd; en el fondo, visto lo visto, creo que los que miran hacia arriba y ponen los ojos en blanco al saber la edad de mi pareja si tiene menos de 35, llevan razón. Pero me encanta vivir al límite y, como dijo el escorpión de la fábula de Esopo, es mi naturaleza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario