Recíbelo por mail

jueves, 31 de diciembre de 2015

Lo que va de un año a otro. Feliz año!!!

Se acerca el 31 de Diciembre, ese día en que nos invaden los reportajes sobre lo mejor y lo peor del año: la mejor canción, la peor película, las 10 noticias más destacadas... esos rollazos insufribles de TVE1. 

Feliz 2016

A nivel personal es el momento de la lista de buenos propósitos para el año que viene, un tema muy manido; que si adelgazar, que si el gimnasio, que si pasar más tiempo con la gente que queremos... etc, etc. Papel mojado desgraciadamente, todos lo sabemos.

Propósitos del 2016

Un ejercicio mucho más eficaz sería rescatar la lista de propósitos del año pasado a ver si nos la hemos pasado por el forro y por qué. Hacer un especie de introspección y evaluarnos en todas las esferas (rollo eso de los 360 grados que se ha puesto de moda): amistad, familia, amor, trabajo, desarrollo personal. Sin duda enfrentarnos a nuestros fracasos del 2015 será mucho más duro que deleitarnos creando una lista estilo "Alicia en el País de las Maravillas" para el 2016 pero más productivo. 

Como tuve la suerte de no hacer mi lista de buenas intenciones del 2015 no puedo autoevaluarme así pero creo que la introspección se puede hacer igual. ¿Me he portado bien? ¿He cuidado de los míos? ¿He intentado ser mejor persona que el año pasado? ¿Me he esforzado en mejorar personalmente?

Propósitos 2016

No os pienso decir cual es mi auto-diagnóstico, como siempre con claros y oscuros: algunas cosas de las que no estoy orgulloso y otras de las que sí. Intentaré mejorar en el 2016, como cada año. Espero conseguirlo. Para facilitarme el trabajo del 31 de diciembre del 2016  este año voy a hacer lista!!! 

La vida de un single es, respecto a la de un casado, como la de un perro respecto a la de un humano: cada año de un single pasan las cosas que en 5 de casado: personas que entran en tu vida, que se van, que vuelven, que se vuelven a ir, un lío...  

Suelo mirar las fotos del año cuando acaba y a veces, como hoy, el mes de enero me parece lejano, como si hubieran pasado 4 ó 5 años, y se mezclan la nostalgia por lo perdido y la alegría por lo vivido. 

Así que, haced una lista creíble para el 2106, disfrutad de las uvas y reflexionad con una autoevaluación crítica de vuestro 2015!!!!! Yo me pongo ahora mismo... 

Feliz año a todos!!! 

lunes, 28 de diciembre de 2015

El esperpento del empate a 1515

Los de la CUP siempre nos han caído tirando a simpáticos, hasta a los que no nos consideramos antisistema, les teníamos ese cariño paternalista  que  se siente por aquellos que están un poco en contra de todo y con un idealismo imposible en el mundo en que vivimos. 

Qué bonita es la idea del anarquismo en su definición número 1 de la RAE: "ausencia de poder político", no hace falta estado porque todos somos muy majos y muy responsables. Pena que sea una falacia. 


La CUP además lo disfraza de esta democracia asamblearia en la que todo hay que discutirlo, todo tiene que ser fruto de una reflexión personal de cada uno de sus asamblearios que luego lo votan decidiendo la mayoría, sin duda una forma muy bonita pero absolutamente ineficaz de funcionar en el día a día como se han encargado de demostrar. 

Empatados a 1515. Ése ha sido el resultado, ya es mala suerte, pero cualquier organización en la que se deciden asuntos importantes tiene un voto de calidad (el presidente en general) o se realizan votaciones con un número de miembros impares. Pero ellos no, ellos son diferentes. Son tan... asamblearios, que son pares, vaya por Dios. Y no puede ser que haya un voto de calidad porque todos son tan absolutamente iguales como gotas de agua, clones genéticos, tan iguales que costaría distinguirlos. 

Así que empatados a 1515. Ahora "el Consell Polític" que es el máximo órgano después de la Asamblea se reunirá para decidir. No acabo de entender como algo puede ser superior a su sacrosanta Asamblea, pero parece que va a ser así. O no, que nunca se sabe. 

 "Nada se construirá en la República Catalana sin consultar a la gente" proclama Baños. Pues nada, hasta el color de los bolis, si han de ser negros o azules, que lo consulten. 

Aún peor, después de este espantoso ridículo, Anna Gabriel tiene la desfachatez de decirle al President Mas que "haga una propuesta que tenga el apoyo mayoritario". Para enviarla a "pastar fang" (freír espárragos) 

"El procés" esta encallado, seguramente de forma definitiva, al menos para la próxima década, gracias al espectáculo desde las elecciones. Porque si la hoja de ruta era ganar unas plebiscitarias, aumentar la base social del independentismo y, con la ayuda de Europa, hacer que un President "fuerte" nos llevara a la independencia, esta suma de ridículos que llevamos desde el 27-S hace que sea imposible, pero la CUP le ha dado la estocada estos dos últimos meses, y con lo de hoy el descabello. 

Supongo que les da igual, que su prioridad deber ser "la Asamblea" que han tardado dos meses en convocar y no el futuro de "la República Catalana", aunque se les llene la boca al hablar de ella. 

Nadie se está luciendo en el camino a Itaca (creo que el resultado de las plebiscitarias solo daba para esperar un nuevo gobierno en España y negociar un referéndum) pero la CUP ha conseguido estropear la brújula del viaje, gracias a ser unos anarquistas de tomo y lomo, pero de los de la segunda acepción de la RAE: "desconcierto y barullo" (lo de incoherencia lo dejo, que han demostrado ser asambleariamente coherentes) 

Hoy en Ciudadanos, en el PSOE y en el PP hay fiesta. 

Gràcies CUP!!!!!!


martes, 22 de diciembre de 2015

Ha ganado el PP. Mierda de país.

Uno de los mensajes de estos días en las redes sociales es "somos un país de mierda, cómo es posible que haya ganado el PP?" acompañado de insultos, menosprecios e improperios, en los que se tacha de imbéciles a los votantes del PP. 

Os dejo un link como ejemplo 

http://negratinta.com/somos-tontos/

No he votado jamás al PP. Ni lo votaré. Me parece un partido rancio, anclado en el pasado, en una idea de España ego-centrista y con una cúpula llena de gente claramente mejorable, pringado hasta arriba en casos de corrupción y con una capacidad de autocrítica cercana al cero. No entraré en el "y tú más" con el PSOE, Ciudadanos o Podemos porque cada partido tiene un buen puñado de razones para no votarlos y otro puñado, muchísimo más pequeño, para hacerlo. 

Pero han ganado las elecciones. Por unos cuantos votos y un montón de escaños. Y un voto al PP es tan respetable como un voto a ERC o al PSOE. Le pese a quien le pese. Nos guste o no. 

Parece ser que algunos votantes de izquierdas han decidido que para votar al PP hay que tener una tara: ser tonto o rico e insolidario o algo peor. Casi, casi, parece que el votante medio del PP es un delincuente en potencia, un idiota redomado, un defraudador que tiene millones en un paraíso fiscal. 

Pues lo siento pero no, no les compro sus improperios. Igual es que simplemente no se fían de Rivera o les empieza a dar escalofríos cuando recuerdan donde dejó a España la izquierda de Zapatero (otro nido de corrupción, el PSOE), o quizás no se creen esa mutación del chavismo al socialismo moderado que ha hecho Pablo Iglesias. O simplemente son de la derecha más rancia española que están en su derecho. 

Seguramente los que critican (insultan) a los votantes del PP son los mismos que hablan de la Iglesia como si todos los curas fueran pederastas o hubieran matado con sus propias manos a los indígenas en América,  hace ya unos cuantos siglos.  

No he votado al PP, ni a Ciudadanos, no los votaré nunca y sus siglas, parte de sus programas electorales y los gritos de sus acólitos gritando "yo soy español, español, español" me producen escalofríos. Pero no me oiréis decir ni una solo improperio hacia sus votantes (si criticaré su ideario, de forma vehemente si hace falta, pero no a aquellos que libremente crean que es lo mejor) que lo habrán hecho defendiendo sus intereses (legítimo no?) y los de España, siempre desde su punto de vista.

Así que, aunque el PP es un partido al que aborrezco, me asquea todo este postureo de las redes sociales en el que nos volvemos a situar en las dos Españas "los buenos de izquierdas" contra "los malos de derechas", que en el fondo es lo que representan estos links, esa conocida superioridad moral de una parte de los "progresistas" más radicales.    

Quizás esta parte (insisto, parte) de la izquierda desconoce lo que es el concepto de democracia. 

domingo, 20 de diciembre de 2015

Las elecciones (primera impresión)

Muy rápidamente

1) Si según el PP un 48% de votos independentistas es una minoría casi despreciable el 26% de los votos del PP en unas generales es... ???? Pero supongo que se sienten legitimados para gobernar. 
Pierden 64 escaños.

Es lo que pasa cuando tomas durante 4 años a todo el electorado por idiota. Y aún me parece poco lo que han caído. 

2) La leche de Ciudadanos es espectacular. 40 escaños cuando iban a ganar. Es lo que pasa por ser una marca blanca y no querer atacar a los "tuyos". Me alegro. Han perdido su oportunidad "me temo".  

3) El PSOE ha subsistido (mal)  a pesar de la debacle. De 110 a 91-92.  Pero es que hace dos eran 169. Descenso imparable, peor resultado de su historia. Así no puede gobernar se supone. A Pedro le esperan noches muy largas pensando quien le puede acuchillar en su propio partido. 

4) En Catalunya, le pese a quien le pese, el voto es similar al de siempre. Quiten y sumen diputados entre PSOE y Podemos e IC, sumen independentistas (ERC y Convergència) A ver si no hacemos el tonto y nos apoyamos en Podemos para conseguir una reforma constitucional como Dios manda. 

5) Podemos. Los grandes ganadores, creo que nadie puede tener ninguna duda. Todo el mundo sabía que no iba a ganar. Casi los mismos votos que el PSOE. Esperemos que hagan de contrapoder contra todo el stablisment y que consigan vertebrar España haciendo que Catalunya se sienta cómoda y reformando la Constitución pero lo veo difícil en esta legislatura. 

6) Izquierda Unida... 2 diputaditos.... o cómo tirar votos de la izquierda. Ni para pipas.  

7) UPyD, Duran i Lleida... Alguien les votó??? Partidos minoritarios. 

Lo mejor... quedan los pactos!!!!!!

sábado, 19 de diciembre de 2015

La jornada de reflexión

Leía esta mañana un artículo de Julio Llamazares en el que criticaba la jornada de reflexión diciendo: "¿Qué se puede esperar de una persona que a sus 30, 50 ó 70 años necesita pensar a quien va a votar y, aún peor, precise dedicar un día entero a esa reflexión?"


Atónito me he quedado. No porque crea que mis amigos estarán todo el día releyendo los programas electorales que todos sabemos que luego que no se cumplen, si no porque casi nadie de mi entorno sabe qué hacer. 

El único de los que ayer me contó que tenía  su voto decidido es un gemelo político mío. Votará a "Democràcia i Llibertat" pero "sense il.lusió". Descuento a los que no votan ni en las elecciones del Barça, que seguirán igual. 

La cosa está tan mal que el voto está entre dos partidos de izquierdas y dos de derechas, dos que sabemos que son malos y corruptos y dos que no tenemos ni idea de si nos podemos fiar de ellos para darles la responsabilidad de dirigir un país. 

Así que, señor Llamazares, hay millones de españoles que no tienen ni puñetera idea de a quién votar, y me temo que el voto lo decidirán no hoy en la jornada de reflexión, si no mientras dan el paseo hacia su colegio electoral, dependiendo de si hace sol o llueve, de si el niño se ha portado mal o de si su pareja les ha puesto de mal humor. 

Porque, en el fondo, nadie en su sano juicio tiene ni puñetera idea de a quién votar. 

Y el resumen perfecto, en este vídeo. 





martes, 15 de diciembre de 2015

El cara a cara

Ayer me puse delante de mi televisión para ver el debate entre los dos gallitos del corral. Seguí el debate más atento al twitter que a la tele porque lo que salía de la pantalla grande me deprimía y lo del móvil me divertía.

Me recordó aquellas oscuras épocas blaugranas en que teníamos que ir al Camp Nou con nuestra radio y auriculares para que el "Força Barça" de Arús y sus chistes nos hicieran soportable ver un partido de aquel lamentable equipo.

En eso están los dos  candidatos: para oírlos debatir necesitas algo de humor que te impida cortarte las venas. Los "memes" sobre Manuel Campo Vidal, o sea reírte del papelón que hizo el moderador y de su parecido con el "observer" son lo único salvable del debate.


Todo fue patético: la escenografía, el presentador (su olor a naftalina invadía mi comedor), unos políticos que ya no es que no sepan  debatir, cosa que ya sabíamos, es que no saben ni comportarse, ni hablar pausadamente, ni dejar una idea clara a no ser que sea a base de repetirlo.  "Hablemos de Catalunya" decía el moderador en uno de los pocos momentos que superó  su estado catatónico. "Hablo yo", decía Pedro Sánchez y repetía: "Rato, Rato, Rato...." !Qué gran nivel!

Hubieron varios momentos como éste.


Habían venido a hablar de su libro, no a debatir. No a hacer propuestas si no a culpar al otro de todos los males de España.  Si el moderador introducía un tema pasaban tres pueblos si no les interesaba (Pedro Sánchez empezó el debate criticando a Rajoy a pesar de que se le pidió que explicara su modelo de España en un minuto) y, con ese mal endémico en los políticos, son incapaces de responder a una pregunta directa con un sí o un no. 

Lo de Catalunya fue más que significativo,  dedicado a todos aquellos que abogan por la tercera vía. El problema de que en Catalunya (20% del PIB)  haya un 48% de independentistas se solucionó con un duelo de gallitos, una pelea a navajazos a ver quien es el mayor garante de la Unidad de España o sea, quien es el que la tiene más grande. Cero ideas, un !!! Santiago y cierra España!!! y a otro tema. Se  pulieron uno de los temas estrella de la pasada y la próxima legislaura en dos minutos. 

No nos engañemos, todos sabemos lo que ha pasado: el PSOE dejó un país al borde de la quiebra por la coyuntura económica ayudado por su ineptitud y sus delirios de país rico y el PP lo ha levantado gracias a un mejor momento económico mundial y cepillándose el estado del bienestar, en ambos periodos con una corrupción espectacular e inaceptable y con un paro estructural en España que es culpa de los dos partidos, que han gobernado España el 80% del tiempo en democracia (y el 100% en los últimos 30 años) 

Ambos demostraron cero autocrítica. Les faltó decir que tenían infalibilidad papal y que si volvieran a gobernar repetirían todas sus acciones porque llevaban un 100% de acierto. Lo de siempre. 

Pero el plato fuerte lo protagonizó Pedro Sánchez diciéndole a todo un presidente del gobierno "usted no es una persona decente". Podemos entender que se diga en la calle, en las tertulias, en los bares, ¿pero el jefe de la oposición puede decirle algo así al presidente del gobierno? Es más, como bien le respondió Rajoy, ¿si cree que es un corrupto y un indecente no debería haberle hecho una moción de censura? La contestación de Rajoy, tras hacerse el ofendido, me hizo gracia. Ruín, mezquino y deleznable. Eché de menos que lo llamara rompesquinas y remiendavirgos, me pone este castellano castizo. 

Hay unas líneas rojas que no se pueden cruzar y se han cruzado, hace tiempo, con el insulto fácil a nuestros representantes, incluso por parte de nuestros representantes. Mas es un experto en recibir improperios de esta calaña. 

Y ahí acabó el debate, porque después de insultarte, o te pegas, o mejor que cada uno se vaya por su lado

Los análisis de la prensa de hoy me parecen esperpénticos. Solo se puede analizar desde la contemplación de un  horror. Señores, este es el país que tenemos y que tendremos porque uno de estos dos "políticos" será el próximo presidente de España 

¿Quién ganó el debate? Muy fácil: Rivera y Pablo Iglesias y, desde la óptica catalana, el independentismo porque es difícil querer quedarse en un país con un presidente así.... pena que lo estemos haciendo tan rematadamente mal, porque nos lo ponen en bandeja! 


jueves, 10 de diciembre de 2015

Suspendan la Navidad.

Se quejaba amargamente una amiga de lo poco que le gusta la Navidad y me pidió un post exigiendo su supresión. A pesar de que estoy a medio camino entre el "me gusta" y el "no la soporto", dependiendo del año, voy a hacer un post anti-navideño en su honor.

Motivos para suspender la Navidad

1) Duración exagerada.

La Navidad no es la Navidad. Empieza mucho antes. Si fuera un periodo tan recortado como desde el 24 por la tarde al  25 por la noche o, tirando largo al 6 de Enero, sería soportable. Pero no...

2) Las cenas de empresa. 

Hoy en día son el pistoletazo de salida de la Navidad, casi antes que el "ya es Navidad en el Corte Inglés". Tengo un amigo que el año pasado no pudo asistir a una reunión de amigos porque tenía  la cena de su Servicio... el 20 de Noviembre!!!! Más de un mes antes ya nos estamos metiendo vino y cantidades ingentes de comida en la tripa. Debe ser para hacer hueco.


Las cenas de Empresa dan para un post aparte, así que no pienso entrar en el tema. Yo me lo paso razonablemente bien, dependiendo de lo más importante del mundo mundial en todas las cenas, pero en estas, numerosas y de compañeros, más: la colocación en la mesa. Es un trabajo de estrategia que suelo iniciar días antes, prometiendo si hace falta compensaciones posteriores en forma de cafés, cheques regalos del FNAC o lo que haga falta. Una buena posición es una garantía de triunfo así que, además del trabajo previo, en el que hay que crear complicidades, esta absolutamente prohibido llegar tarde o te tocará en el lado oscuro de la mesa en que bostezarás sin parar.

3) La sobrecarga de trabajo.

Igual es que el ámbito hospitalario es diferente pero como las personas siguen teniendo "la manía" de ponerse enfermas en Navidad hay que trabajar mucho más los días laborables para compensar los de vacaciones, sobre todo si eres internista, médico de urgencias o de familia. Te pones a trabajar como un perro, mucho, rápido y bien, porque además quieres salir a la hora habitual para hacer todas esas cosas tan interesantes que hacemos en la época pre-Navideña y Navideña.

En especial nos pone más cachondos que a Piqué un clásico el ver un paciente nuevo que nos diga "es que mi médico ha cogido unos días y claro, le vengo a ver a usted". Claroooooo



4) Las compras Navideñas.

Quizás son (eran) lo peor para mí. Sin contar la pasta que nos dejamos en regalos, el hacer la lista "de los Reyes", el tener que decidir si les compras o no a tus hijos esos regalos que tanta ilusión les hace pero sabes a ciencia cierta que no van a abrir (en mi caso quiero destacar todos esos juguetes que sirven para hacer comida, chuches, chocolate y que no funcionan más allá del primer día), el tener que patearte media Barcelona para comprar ese regalo que está agotado, es peor que la peor de las torturas.

Cuando tienes niños pequeños (de edad, no de tamaño) hay un problema: has de elegir de que mal vas a morir. O compras los regalos un mes antes y luego miras hacia otro lado cuando tu hijo, angelito, cambia de opinión y aquella muñeca o juego de la Play que le hacía una "ilu" terrible a 1 de diciembre ya ni sabe como se llama, o esperas a que decida el 20 de diciembre vs 1 de enero y te arriesgas a una muerte segura al no encontrarlo en ningún lado. Yo elijo la segunda forma de morir. Me va la droga dura.

Si alguien no lo entiende, urgente volver a visionar (al parecer revisionar es incorrecto con lo bien que quedaba) "Padre en apuros" donde lo borda nuestro Terminator.

5) Las aglomeraciones.

En realidad lo de las compras no sería tan malo si no fuera por las aglomeraciones. Las colas en las tiendas para ver los juguetes, para pagar, para sacar el coche del parking, para entrar en la pista de hielo o para ir al cine son de dimensiones bíblicas (lógico). Un asco.


Solo San Amazon nos puede salvar... 

6) El exceso de comida.

Esas comidas rebosantes de opulencia que te ponen en el plato, combinado con que si no comes más que Obélix oirás el clásico "no ME has comido nada", hace que, por simple inercia, la barriga te aumente 2 cm (o las cartucheras 3 cm, si eres mujer)


Pobre de aquel que alegue para no comer alguna estupidez, desde el coqueto "estoy a dieta" a los incomprensibles para la sociedad, soy "diabético-hipertenso-dislipémico".

Al grito de "un día es un día!!!!" te llenarán (nuevamente) plato y copa. Y a callar.

7) El frío

No costaba tanto hacer la Navidad en verano, digo yo, que hay medio mundo que lo hace. Una Navidad en la playa compartiendo una paellita y saliendo con la familia a tomarse unos gintonics en unos chiringuitos playeros en bermudas y manga corta sería más llevadera.



8) El árbol de Navidad.

Que ilusión, utilicemos el puente del 6 al 8 de diciembre para montar el arbolito en casa. Empecemos con la duda: ¿natural o artificial? Sigamos por buscarle "un rincón" en la casa (porque todos tenemos esas cosas de 250 metros cuadrados como en las pelis americanas claroooo) y acabemos por ser expertos en decoración navideña. !A todos nos quedan unos arbolitos de concurso!

He tenido suerte de tener gato unos años y eso es incompatible, como todos saben, con el árbol de marras, porque esos inteligentísimos animales se vuelven locos con tanta lucecitas y cosas que brillan y lo tiran en 10 segundos. 

Pero se me ha acabado la escusa, ya no hay gato, así que les diré a mis hijos que lo montemos juntos y, como son adolescentes, ergo maestros en el arte del escaqueo,  ya tengo la solución . 


9) La familia (y no hablo de la mafia)

En mi caso somos tan pocos  que no tengo nadie con quien pelear que no esté cada domingo en casa de mi madre pero son legión los que tienen que soportar a un familiar más o menos cercano (desde sus padres o hermanos a los cuñados o a un primo del pueblo) a quienes no soportan y lo han de hacer con el peligro que todo está muy regado con alcohol. ¿Para cuándo controles de alcoholemia en estas cenas? 


Pero no hay más remedio que es Navidad, a disfrutar de la familia!!!


10) Los recuerdos. 

Los propios y los ajenos. La primera Navidad de una ruptura, de la muerte de un padre, de un hermano, de un hijo. Ese vacío, imaginario, en la silla contigua que representa a una de esas personas que tenías y ya no tienes es suficiente motivo para liquidarla... 




En fin, que al final me ha quedado un poco dramático el post!!!!! Pues no!!!!

Felices Navidades (sí, es 10 de diciembre) y espero que las disfrutéis como yo pienso hacerlo, a pesar de las aglomeraciones, de los regalos, de las colas, del frío, de las cenas que no apetecen, del exceso de trabajo y de las personas que no están. 

Pensad que por cada buena razón para odiarla hay tres buenas razones para quererla, al menos alguna parte de ella. 

Pensad que por cada ex que no tengas en la mesa tendrás un hijo precioso para seguir disfrutándola, que por cada padre que te falte tendrás una madre para consolar, que por cada cuñado pesado que sufras gozarás de una cuñada buenorra, que por cada jefe que aguantes en la cena de empresa reirás con un compañero genial, que por cada regalo que te haya costado dos tardes encontrar recibirás uno que te encantará y que por cada Navidad que disfrutes habrá alguien en el cielo y muchos en la tierra deleitándose contigo. 

Y paro que parezco un libro de autoayuda!! 














martes, 8 de diciembre de 2015

El "súperdebate" del 7D

Ya hemos tenido ese supuesto superdebate que nos tenía que sacar de  nuestras dudas existenciales sobre a quién regalar nuestro voto.


De entrada hay una cosa que me pareció agradable por novedosa: que los periodistas preguntaran con mala leche, de forma directa e incómoda, aunque a Ana Pastor se le fue un pelo la mano con Pedro Sánchez al que ninguneó. 

Muy bonito el reloj ese en el que medían los minutos que hablaba cada candidato (y Soraya) pero si no haces nada para equilibrarlo no tiene mucho sentido (o no lo pones o le haces caso y compensas)

Por partes

1) Segundo debate que no está Rajoy. Envió a su súper-vice-presidenta, la Sra Saénz de Santamaría. Pobrecita, hay que tener mala leche. Soraya estuvo mal, cabe la duda de si Rajoy hubiera estado aún peor. Impresentable e indefendible. 


De entrada el aspecto de Soraya Saénz. Sí, voy a hablar del aspecto de una mujer, pero que nadie se rasgue las vestiduras que después hablaré del de los hombres (como ya hice en mi anterior post del debate de El País) Muchos asesores tendrán pero es una idea terrible vestirla de Señora Mayor, con un abrigo muy de abuela cuando los otros 3 candidatos venden frescura, y aceptar que el debate se hiciera "de pie" cuando la diferencia de altura es tan considerable (Soraya Saénz mide 150 cm) con lo que da la imagen de estar "empequeñecida". Tuvo suerte que no le tocó (fue por sorteo) estar al lado de Pedro Sánchez. 

Las explicaciones de que Rajoy no fue porque "son un equipo" (sin líder?) eran para echarse a llorar o para sacar un emoticono rollo "El Grito"

Estuvo previsible, enfada, tensa, poco creíble y sobreactuó, en especial  cuando habló de la Violencia de Género, aprovechando la ventaja que le daba ser la única mujer, aunque su partido solo ha hecho lo único que sabe hacer: endurecer leyes sin grandes resultados.

En lo de la corrupción se salvó porque ni Rivera (especialmente) ni Iglesias (Pedro Sánchez no puede) se tiraron a la yugular, metidos en ese papel tan suyo de estamos por encima del "y tú mas" Creo que perdieron la oportunidad de despedazarla.

Negó la mayor (otra vez) con descaro diciendo que el independentismo no ha subido en Catalunya en estos 4 años. ! Qué desfachatez!  Eso no va con ellos. 

Dejo una idea clara por encima de todo: el país estaba peor cuando ganamos las elecciones. Se equivoca cuando pinta un mundo feliz que todos sabemos que es mentira. Nos deja ese tufillo que adorna a los que han gobernado 4 años y prometen algo muy diferente a lo que hicieron. ¿Por qué no hiciste eso que prometíai si habéis tenido una legislatura? Sin respuesta

Cero, pero cero autocrítica, que es algo que se le hubiera agradecido. 



2) Albert Rivera. 

Mejor que en el debate de  El País, con ese aspecto de tío sobrado que está por encima de los demás (en especial de los dos partidos clásicos). Traje gris marengo y camisa blanca sin ir disfrazado del PP (sin tanto azul) repartió sonrisas y cinismos, propuestas y reproches casi a partes iguales.

Entiendo que prefieren dar esta imagen amable antes que ir a por el PP en temas de corrupción pero le cuesta salir de ser una marca blanca. Ayer, con más agresividad lo hubiera logrado, pero o le falta "mala leche" o lo tienen calculado y como sus votos vienen del PP no quiere enfadar mucho a los votantes mostrándose como un enemigo declarado.


Tuvo tres momentos "raros". Cuando sacó el chiste de "Cifras y letras" que nadie entendió (yo al menos no), el momento "cartelitos" (dejo el meme de regalo) que quedó bastante  ridículo y el premio al "no puedo ser más cínico" con el "los aliados derrotamos al fascismo". Teniendo en cuenta que "los aliados" derrotaron al fascismo en Europa en 1945 y que nosotros nos quedamos con un tal Franco, dictadura a la que no quiso reprender en el Parlament (se fueron escudándose en qué se yo...) queda como poco creíble 

Dejó muy claro que él es español y que lo de catalán, bueno, también. Nos honró amagando con que los independentistas "también somos personas humanas". Gracias. En este aspecto marca blanca del PP, una fotocopia. 

Por último, en ninguno de los dos debates ha sabido defender las ventajas del modelo único de contrato que ha quedado como una de sus grandes propuestas para bajar el paro. Gran error.


3) Pedro Sánchez (el gris) 

No sabe debatir, cree que está en un meeting y suelta sus parrafadas aprendidas como si estuviera ensayando delante del espejo de casa. Lo ningunearon prácticamente todos en el debate: desde Ana Pastor que se pasó un par de veces con él, Pablo Iglesias tratándolo de "pobrecito sé que te estás esforzando pero en tu partido no te dejan hacer lo que quieres" o Albert y Soraya haciéndolo heredero de lo peor del socialismo. 




Fue el que habló menos en el debate (significativamente menos me parece) 

Esta vez tuvo la delicadeza de no hacerse el harakiri presentándose como el que continua la saga del socialismo español, porque ahora mismo tiene muy poco prestigio el puesto.  En ningún momento ha conseguido salir de la sombra del PSOE tradicional y eso le va a costar cientos de miles de votos 
No consigo recordar una sola idea suya en el debate, ni un solo momento brillante, estelar. 


Gris, muy gris. Temo que hasta Mariano Rajoy se lo coma con patatas.... 

4) Pablo Iglesias. 

Repito lo que dije en el anterior debate. El ganador. Se ha quitado un poco ese idealismo comunista vs chavista que destilaban sus primeros discursos y ahora mismo parece un PSOE rejuvenecido, ya no parece tan peligroso. 


Muy alejado de mi ideología (repito), pero dice lo que tiene que decir alguien de izquierdas: recortes en cualquier cosa menos en gasto social, favorecer a los menos favorecidos, aumentar impuestos a los que más ganan (lleva razón en que no es lo mismo ganar 100.000 euros que 400.000 pero siguen estando en el mismo tramo fiscal) y  reclama sanidad y educación pública. 


Y lo dice, a diferencia de Pedro Sánchez, convencido. 
Y lo dice, a diferencia de Pedro Sánchez, con pasión.  
Y lo dice, a diferencia de Pedro Sánchez, con la credibilidad del que no ha estado múltiples veces en el gobierno y ha hecho lo contrario.

Su look es ese look de tío de la calle, que seguramente no lo alcanzará para ser presidente pero sí para poder influir en el gobierno que venga, y lo lleva con soltura, con desfachatez. En cualquier otro candidato esa imagen "a lo Camacho" con el sudor manchando sus dos zonas axilares hubiera sido un desastre, en él no. 

Ha devorado a Pedro Sánchez en los dos debates. Si fuera de izquierdas y tuviera que votar, lo tendría muy claro. 

Y para acabar, en el último minuto que tuvieron los 4 candidatos fue el único que hizo una intervención para recordar: "no olviden  todo lo malo que nos han dejado los otros" y "sonrían a este país lleno de gente magnífica como todos nosotros"    

Aquí acabó de ganar el debate. 




El resto de candidatos no. Y una pequeña idea: ¿tanto asesor tienen los partidos políticos y excepto Podemos son incapaces de escribir un discursito de un minuto que llegue al alma?



viernes, 4 de diciembre de 2015

Robin Scherbatsky

Estoy enamorado. Hace tiempo. Sin remisión. De Robin Scherbatsky

Robin Scherbatsky

Lo peor es que mi amor no es hacia un ser humano, que viene a ser lo normal, si no hacia Robin, o mejor, la idea de mujer perfectamente imperfecta que encarna ese personaje de ficción. Me doy cuenta de que mi amor no es compartido, al menos de momento, pero no pierdo la esperanza.

Para aquellos desgraciados que no sepáis quien es Robin Scherbatsky haré un breve resumen: es la protagonista de la serie de situación ("sitcom" en inglés) "Como conocí a vuestra madre" (HIMYM). Es un error habitual creer que los protagonistas de la serie son Ted Mosby o Barney Stinson. Pues no. Es Robin. No sigo porque lo de hacer de spoiler está muy feo (aunque la serie acabara hace 2 años) 

Robin Scherbastky

Me he dado cuenta, hablando sobre ella, de que no es que yo esté enamorado de Robin, es que también le gusta a mi hijo adolescente y a todas las mujeres con las que lo he comentado, independientemente de que se definan como heteros 100%, heteroflexibles, flexi o sapisexuales. 

Pero he aquí la pregunta del millón: ¿Por qué nos gusta Robin? Y la respuesta es fácil. Porque es un poco tío. Sí, lo siento, ser "un poco tío" es un "must" que nos pone cachondos a los hombre heterosexuales y, al parecer, a las mujeres heteroflexibles.  

Robin Scherbatsky

Es evidente que no es lo mismo "ser un poco tío" estando que te rompes que siendo una chica normalita. En una mujer guapa son 1.000.000 puntos adicionales. 

¿En qué consiste ese punto masculino? En que hace con feminidad cosas que están ligadas al rol masculino: bebe hasta emborracharse si hace falta, es competitiva, es directa, tiene miedo al compromiso,  no quiere tener hijos, es libre, no se vuelve tonta al ver un niño en un cochecito y es despreocupadamente activa sexualmente y libre, pero a la vez destila toda esa inseguridad que a los hombres nos vuelve locos. Saber que tras ese cuerpazo y ese aspecto arrollador hay una mujer que necesita que la cuiden y la mimen es lo máximo. Y poder hablar con ella de todo, un placer. Para las nuevas generaciones incluimos el dominio de la Play. 

Igual el concepto puede ser tildado de machista y retrógrado pero a mi me gusta mimar a  mi pareja, que tenga esa femenina fragilidad (sin pasarse) pero con esas formas de mujer arolladora.

Robin ScherbatkyAquí muchas mujeres, sobre todo las que no hayan visto la serie, ya se habrán llevado las manos a la cabeza y me estarán psicoanalizando imaginando todo tipo de traumas en mi infancia. Les invito a que vean la serie y se enamoren también de ese concepto. 

Yo llevo años enamorado de esa idea de mujer y de cualquier Robin que pueda aparecer por mi vida. Y si tiene esos ojos... mejor. 





Y Bruce expresa mejor que yo lo que se siente cuando tienes la suerte de encontrarte una chica así. 

"The Fever" 









martes, 1 de diciembre de 2015

El debate de "El País"

Ayer tuvimos debate en El País así que me gustaría hacer unas consideraciones al respecto desde la distancia que me da que ninguno de los tres sea mi candidato (ni el ausente)



1) El debate lo perdió Mariano Rajoy que sigue pensando que somos idiotas.

Después de perder una noche de su "inestimable tiempo" comentando un partido de la Champions de su Real Madrid, que aprovechamos para comprobar que su tiene tan pocas luces como él, tiene la cara de afirmar  que no tiene tiempo para debatir, que es el presidente y que está muy ocupado con una reunión en París... para acabar yendo a un plató de T5 a una sesión de baño y masaje....  

Patético. 

Escudarse en que "es lo que siempre se ha hecho" para solo hacer debates "face to face" con el PSOE es no darse cuenta de que el bipartidismo es como la España post-NODO  que aprobó la Constitución: historia.

Rajoy en la sesión de baño y masaje 



Pregunta: oye, eso de Bárcenas? 

Respuesta: nada, nada, ya está fuera del partido, no quiero hablar más de eso 

Y se cambia el tema (grande Piqueras, periodismo lacáyico) 


2)  El debate lo ganó Pablo Iglesias. 


Seguramente no le va a hacer ganar las elecciones pero era el que estaba más relajado, el que debatió de forma mas lógica, el que defendió sus posturas de forma clara y el que, además, le puso unas pinceladas de humor. 

Quizás le sobró el ir de "yo voy de buen rollo y vosotros os peleáis como los de siempre", pero defendió sus ideas con acierto.


Definió perfectamente el problema de las puertas giratorias e introdujo ese concepto tan poco señalado: el de la corrupción legal. Aunque no esté prohibido por la ley no deja de ser éticamente corrupto que un ministro firme un contrato que beneficia a Endesa y, al año, esté en su Consejo de Administración o cobrando una pasta en el "Consejo Asesor". Yo añadiría temas como "el caso Castor" que nos costará unos 4.700 millones de euros sin una víctima política (porque todo era legal, indecentemente legal)

Su único lunar consistió en acusar a Trinidad Jiménez de entrar en el consejo Asesor de Telefónica sustituyendo a Rato cuando aún no se ha confirmado (me juego el brazo derecho a que lo hará en enero del 2016, tras las elecciones)

Desde un punto de vista estrictamente catalán fue el único que  dijo algo coherente: repetir lo de Escocia. Proponer una nueva idea de España y que los catalanes libremente decidamos. Estuvo genial al reírse de Pedro Sánchez con lo de "la Unión Soviética" o al decir que Rivera no es de derechas, es  "de lo que haga falta"

3) Albert Rivera, marca blanca del PP 


Seguramente es lo que más daño le puede hacer en la campaña y lo están logrando sus rivales aunque parece que no pone mucha resistencia. A sus asesores o les va bien o son muy malos. Su imagen era perfectamente pepera. No podía ir más clásico, más azul, más pijo....


Si quería conseguir los votos del centro ayer dejó pasar una gran oportunidad porque sus propuestas económicas son de derechas  (como el contrato único) y en sus propuestas sociales no estuvo creíble.

El gesto con la mano derecha de Pedro Sánchez, señalándole sutilmente cada vez que hablaba del PP debería haberle hecho saltar.... O no se dio cuenta o hasta él se identifica con el PP

En el "tema catalán" lo que ya sabemos, que él es español y punto. Ni siquiera dice que quiere otro encaje para Catalunya, es incapaz de decir que es catalán sin que se le escape la coletilla "y español". En resumen, nuevamente la marca blanca del PP.

Uno de los momentos surrealistas presumió de ser bilingüe, algo de lo que nadie farda en Catalunya porque se tiene más que asumido que todos lo somos, aunque él el catalán lo practica más bien poco, seguramente en la intimidad como Aznar. Lo siento Albert, nadie te va a dar una medalla por eso. En nuestro país es lo normal, si mandas tú igual vuelve a tener mérito.


4) Pedro Sánchez, sinistro total.


Por no estar, no estaba ni guapo. Nos encontramos a un Pedro Sánchez forzado, pesado, rígido, como si estuviera en un meeting. No hace falta que repitas tanto "el Partido Socialista Obrero Español" a no ser que tengas dudas de que el personal no te conozco o que te sobre parte de los dos minutos que te han dado para hablar de como arreglar el paro. 

Un desastre: faltón al final con Pablo Iglesias al que no dejaba hablar (en la única muestra de falta de educación del debate), superado y absurdo con lo de "qué país acepta en su Constitución la Independencia" sacando el fantasma de la USSR,  pesado y ñoño al reivindicar los logros de los socialistas... de los años 80!!!!!!.

Sus palabras favoritas fueron "derogar" (todo lo que había hecho el PP) y "pacto y consenso" sin que nunca nadie pudiera saber cuales eran sus propuestas. Quedó en lo abstracto, ese gran mal del socialismo actual.


COMENTARIOS GENERALES:

1) Hay que generar riqueza antes que gastársela, parece que ninguno de los 3 lo sabe porque de eso se habló poco (o no vende)

2) Además de los millones de personas que se han ido al paro y hay que "rescatarlos" hay una gran parte de la clase media que lo está pasando mal pero parece que no cuenta a no ser que sea una familia monoparental o similar. Son el grueso de la población y quizás deberían dirigirse más a ellos.

3) La falta de ideas en temas tan importantes como el paro, la violencia de género (que parece que ahora se llamará violencia machista como gran novedad), el "problema de Catalunya", la regeneración democrática es espectacular. Naderías o promesas huecas porque todos sabemos que nacen muertas (bajo la palabra consenso) 

4) El debate estuvo bien llevado, ajustado de tiempo y el formato fue más que correcto. Faltó que los políticos estuvieran a buen nivel....