Recíbelo por mail

sábado, 2 de diciembre de 2017

El acosador de "Love Actually"

Ahora que se acercan las Navidades tocaría que alguna cadena, o todas, ¡qué carajo!, pusiera la comedia favorita de las Navidades: "Love Actually". 



Ya sabéis, esa comedia en que el guapísimo Hugh Grant hace de Primer Ministro superenrollado que se enamora de una choni versión "England", en la que el "Rafael" de los UK saca un super-hit con el que vuelve al estrellato, en la que un viudo atormentado enamora a una top model y en la que el niño encantador hasta decir basta conquista a la guapísima versión infantil de Rihanna. Todo azúcar. 

Estoy hablando de esa supercomedia que incorpora el villancico más pegadizo: "All I want for Christmas is you" (para los que no pilláis ni esto lo traduzco: "Todo lo que quiero para Navidad es es a ti), una bonita canción excepto si la destroza M. Carey (aclaro que es M de María que ya sé que los M. cuestan de descifrrar) 

Sin embargo, a pesar de todas las referencias anteriores que demuestran cuánto sé de cine, lo que queda en la retina como el momento más romántico de la película es cuando Andrew Lincoln, todo bondad y amor, se declara a la novia de su mejor amigo de la cual lleva enamorada desde que el tiempo es tiempo, solo por demostrarle su amor eterno porque como decía el gran Prince en Purple Rain "I never can steal U from another", o sea que no puede robársela a su BFF. 


El bueno de Andrew se declara vía cartulinas porque no se había inventado el iPad y se larga asumiendo que es lo que hay. Tan trastornado queda que dedicará toda su existencia a cazar zombies. 

Hoy estaba mirando twitter y me he cruzado con este enlace en el que Juan Sanguino ataca a todas las películas románticas del mundo acusándolas de sexistas.


Sobre esta escena de "Love Actually" pone lo siguiente: 

Amor loco, amor frustrado, amor secreto. Y, según el cine, el más romántico de todos: el amor obsesivo. Mark (Andrew Lincoln) está enamorado de la novia de su mejor amigo, Juliet (Keira Knightley), así que arruina para siempre el vídeo de su boda grabándola solo a ella, haciendo 'zoom' sobre su cara y persiguiéndola por todo el banquete. Insaciable, Mark se presenta en su casa en plena noche (y entre semana además) para declararse mediante cartelitos con cara de cachorro abandonado mientras el marido de Juliet, el mejor amigo de Mark, ve la televisión. Esto debería ser la trama de un 'thriller' de terror y Juliet debería llamar a la policía o, por lo menos, advertirle a su marido que se ande con ojo respecto a su colega. Sin embargo, la película trata este acoso como una entrañable fábula romántica que pone a la chica contra las cuerdas: si ella reaccionase con hostilidad, quedaría como una bruja insensible que le ha roto el corazón al pobre loco enamorado. Cuando lo que más parece él es un loco a secas.

Esto es lo que pone. Con un par de huevos. Como distorsiona la película el amigo: lo que a todos nos parecía un enamorado adorable y un punto ñoño (que alguien le explique a ese tal Juan Sanguino que el enamoramiento siempre tiene un toque obsesivo) resulta que es un puñetero acosador que debería estar en la cárcel o al que el novio, celoso, le tenía que haber cantado las cuarenta o roto un par de dientes. 

Nótese que Juan, el Torquemada del feminismo, el McCarthy de los machistas, sugiere que avise a su marido: no seré yo quien le diga a Juan que esa sugerencia podría ser considerada discriminatoria porque presupone que el hombre ha de defender a la mujer. 

Me reconforta que si lees los comentarios de twitter el 99% del personal se lo toma directamente a chirigota. El resumen estaría entre "se nos va la pinza" y "¿es coña , no?"

Viendo como acabó el galán de la escena podría ser que Sanguino tuviera razón. El macho alfa agresivo que lleva dentro salió de caza.



Pero no, no es coña: bienvenidos a la inquisición de lo "feministamente correcto" de los cuatro extremistas según los cuales nos tenderemos que reproducir por esporas porque cualquier acercamiento a la chica será acoso o algo peor.

En el artículo está encabezado por la frase "los últimos acontecimientos nos obligan a estar vigilantes y no dejar pasar ni una". Traducido: "se empieza viendo "Love Actually" y se acaba como "La Manada", violando (supuestamente) en grupo". Sí, quiere decir eso.


Me lo imagino después de escribir esta frase tirándose ligeramente hacia atrás, en su silla, mesando su cabello y pensando que es el no va más del feminismo, el salvador de las mujeres, el paladín de la causa. Hoy tiene sexo fijo por ser tan guay. 

Este verano ya descubrimos que había algunos pueblos que hacían una lista negra de canciones machistas. Me impactó terriblemente la inclusión de "Corazón de tiza" de Radio Futura, acusada por su frase "si te vuelvo a ver pintar un corazón de tiza en la pared te voy a dar una paliza por haber escrito mi nombre dentro de él". Mira que había oído esa canción millones de veces y jamás se me ocurrió pensar que era una amenaza. Lo que es peor, la acabo de oír y sigo sin ver la amenaza por ningún lado.

"Mucho mejor (hace calor)" de Los Rodríguez también estaba proscrita sospecho que porque incluía "podrían detenerme ella es menor de edad" pero no lo tengo claro. 

En mi día a día escucho canciones como "The Fever" de Bruce donde recuerda a su expareja esperándolo en casa con la mesa puesta y la cena preparada, leo tetro como "Romeo y Julieta" que habla de un acosador que ataca a una menor de edad hasta que la pervierte o como un "Don Juan Tenorio" del que mejor ni hablemos: no entiendo como aún se representa en ningún teatro. 

Decir que "Lolita" lleva a la pederastia o la justifica, que el "La mataré" de Loquillo está animando a la violencia de género o que el "Justine" de Sade provoca sadismo y malos tratos me hace pensar que hay algo muy sucio en la persona que contempla el arte, sea en la faceta que sea.

Que yo sepa, tras leer Lolita, escuchar más de lo deseable a Loquillo y disfrutar con las barbaridades de Justine ni soy un pederasta, ni un maltratador ni un sádico.

El pecado (y en España el delito porque son dos conceptos que la ley se empeña en confundir) no está, cada vez en más ocasiones, en las manos del que supuestamente lo comete si no en el cerebro terriblemente enfermo de alguien que ve perversión, malas intenciones y violaciones en grupo ante cualquier pequeño e insignificante detale de la vida. 

Volviendo a "Love Actually", el Sr. Sanguino debería saber que lo que diferencia lo que hace el protagonista de la película, extraordinariamente cuidadoso, del acoso es como lo percibe la mujer: si las atenciones le molestan, dice que no las desea y siguen produciéndose es acoso. Si son bien recibidas, no. La mujer tiene el derecho constitucional a ser agasajada. Por mi parte un 10 para el protagonista de la película.


Así que una pequeña sombra de preocupación porque estas mentes obcecadas ganen la batalla de lo políticamente correcto dejándonos sin "Love Actually" o similares, una gran tristeza por el pobre Juan Sanguino que me parece que necesita muchos abrazos y toneladas de esperanza por los comentarios de twitter que demuestran que la población (hombres y mujeres) no le compran la moto. 





sábado, 18 de noviembre de 2017

No te quejes que otros están peor...

Magnífica frase. Estupenda. Espero que al inventor, instantes después de pronunciarla,  le cayera un rayo de mil millones de voltios que lo achicharrara. Y mientras agonizaba me hubiera acercado, hubiera puesto mis labios junto a su calcinado oído y le hubiera susurrado... "no te quejes que otros están peor". 





Es una frase que ha ganado adeptos por doquier en los últimos años, especialmente desde el inicio de la crisis, hasta el punto de que quejarse de algo si no estás a punto de exhalar tu último aliento se considera ya no descortés, si no de una terrible mala educación. 

Si llevas tres guardias en una semana y no sabes ni donde has dejado aparcado el coche, agradécele al cielo tener trabajo. Si no alguien te dirá: "no te quejes que otros están peor"

Si te acaba de dejar tu novia que estaba que te mueres y la depresión hace que te salten las lágrimas... piensa que hay algún desgraciado que nunca ha tenido pareja y millones de personas anorgásmicas. Tú al menos has disfrutado un rato. Así que sal cantando las alabanzas al señor y haz unas cuantas buenas obras, de esas de caridad, para equilibrar el karma si es que se equilibra así, que en temas espirituales ando un poco pez. 

Sé feliz. No te quejes de nada, porque encontrará miradas de odio y desprecio por doquier. Si te bajan un 10% el sueldo o hacienda te retiene un 45%, ¡no te quejes, es porque ganas mucho! Qué bonito es contribuir a hacer hospitales y carreteras, o a que los políticos se lleven una inmerecida comisión. ¡Sonríe!

Y millones de ejemplos más en los que la queja (siempre que no sea contra los políticos per se) está mal vista. Terroríficamente mal vista. 

Así que mi post de hoy es un homenaje a la queja. Tengo una muy buena vida. Un buen trabajo que me da para vivir sin agobios, unos hijos espectaculares, una vida sentimental que me permite mirar hacia pasado y futuro con una sonrisa, una corta pero estupenda familia con una madre y un hermano magníficos que darían los dos brazos por mi, muchos y buenos amigos y un Barça que parece que lo puede ganar todo pero.... 



Reclamo mi derecho a rajar. 

Del gobierno por retenerme una pasta aunque gane mucho más que otros (sí, sí, tengo trabajo, qué pasa!!!!)

De mi mujer (este ejemplo es rollo ciencia ficción) por no traerme mi AK Adam desnuda cuando veo el fútbol (sí, me deja ver el fútbol) como sabe que me gusta. 

De que el Barça no le haya metido más que un 3-0 al Madrid (ya, acabamos de ganar la Champions  y han expulsado a CR7 pero les podíamos haber cascado cinco!!!!) 

De mi madre porque ha ido a buscar a mi hija al cole pero me trae la cena a casa y la muy insensible repite tortilla de patata (que está que te mueres) Pero es que el jueves pasado trajo lo mismo, esta mujer no varía... Mis hijos me apoyan en la queja, se nota que son sangre de mi sangre y carne de mi carne. 

De mi trabajo cuando cualquier nimiedad me fastidia incomprensiblemente el día, dándome ganas de coger las maletas e irme a vivir a un pueblo de 3 habitantes de Huesca (aunque no trabajo en la mina de carbón y me paso todo el día en un despacho o paseando en un hospital charlando con otros médicos y pacientes educados) 

Evidentemente intentaré seleccionar mis  motivos para no ser "el enanito gruñón" pero apelo a mi constitucional derecho a quejarme de todo lo que me apetezca, simplemente porque me da la gana y porque a mi me parece terrible. 

Y si alguien quiere una mirada de desprecio sólo/solo tiene que decirme "no te quejes que otros están peor..."





sábado, 28 de octubre de 2017

No era això, companys, no era això.

Ayer fue, supuestamente, el "Dia de l´Independència de Catalunya". Mi madre, unionista ella, me envió un mensaje para felicitarme y le respondí que no estaba contento: en primer lugar porque me considero demócrata antes que independentista y en segundo lugar porque nos va a caer "la del pulpo" 


Breve resumen: el independentismo jugó bien sus cartas hasta el Pleno del Parlament en el que se aprobó la "Llei de transitorietat". Es fácil, no puedes aprobar lo más importante que puede decidir un país como es la independencia (o la ruta hacia) con una mayoría de "la mitad más uno" cuando en temas de menor calado necesitas una mayoría cualificada (dos tercios) 

Si no se tiene esa mayoría hay que seguir luchando, intentando convencer a los que están en la zona gris, aumentar la base del independentismo hasta que (ahora hablo en escaños) se tenga esa mayoría cualificada de dos tercios.

Creo que, a pesar de no tener la mayoría cualificada, se podría haber articulado un referéndum, incluso aunque hubiera sido otro 9N pero con más garantías. ¿Más de lo mismo? Posiblemente pero es más importante hacer las cosas bien que rápido

A pesar de todo el 1 de Octubre fue un acierto del independentismo, ciudadanos que salieron a votar pacíficamente contra una represión sin ningún tipo de escrúpulos ni sentido por parte del Estado Español. 

El 1 de Octubre es el punto de ruptura en el que muchos nos dejamos de sentir españoles por ver, no solo la actuación de la Policía (recordemos, ni un solo detenido, se iba directamente a pegar a personas que no cometían ningún delito - si lo cometían que las detuvieran-) si no las reacciones de la mayoría del espectro parlamentario español (PP, Ciudadanos, PSOE...) y de buena parte de la población española (a por ellos, oe...) 

Ese día muchos nos dimos cuenta de hasta donde están dispuestos a llegar y hasta que punto esa postura extraordinariamente dura no es una cosa "del PP" o " o de los políticos" si no que tiene detrás a un porcentaje muy importante de la sociedad española en esa idea homogeneizadora de un estado español con una sola sensibilidad. 

Pero el 1 de Octubre fue lo que fue (terminología Rajoy) Considerar que fue un Referéndum de Independencia con todas las garantías no parece lógico. Al acabar la jornada le dije a una amiga "creo que hoy nos hemos ganado el derecho a un referéndum pactado". Pero no la independencia.

Uno que tiene la costumbre de ir a trabajar y seguir hablando con sus amigos de toda la vida se pone en su lugar y no le gusta como se sienten; ayer una amiga me decía que se iría porque habían tomado la decisión "sin consultarle". Ella, como muchos, está a favor del referéndum pactado, el unicornio rosa tanto del unionismo moderado catalán como del independentismo. Considera que el 1-0 no fue válido.

Que lo considere Rajoy o Soraya, sin nada de cariño, me la trae al pairo, pero que lo considere gran parte de la ciudadanía de Catalunya me preocupa más porque deslegitima la DUI a ojos del propio pueblo catalán. 

Insisto porque es el punto clave de mi postura, lo que deslegitima la DUI es que, tras el 1-0 no tenemos claro si más del 50% del pueblo está a favor de la independencia. Hay datos indirectos de que podría ser así. Pero no lo sabemos.

Y sí, da una rabia terrible oír hablar a los dirigentes del PP, da mucho grima ver como aplauden un 155 como si hubieran conseguido reducir el paro o acabar con la pobreza energética y nos preguntamos que hace Pedro Sánchez aparte de prostituir la palabra "Democracia".

Legalidad y democracia no son lo mismo. La democracia es el  poder del pueblo y no creo que la ciudadanía hubiera aceptado la Ley de Desahucios (la legalidad) por ejemplo.

Ciudadanos no es que de rabia, es que sorprenden ver con qué facilidad han adelantado al PP por la derecha. Dan angustia y cierto miedo. 

El encarcelamiento de "los Jordis" como claro ejemplo  de que no hay separación de poderes (no hace falta que nadie le diga a esa jueza que ya había aplicado con extrema dureza e imaginación el concepto de "delito de terrorismo" en el caso Alsasua, como a mi no me haría falta que nadie me dijera como arbitrar un Barça Madrid) y de que esto no va de acuerdos, va de intentar que el Govern se rinda y la Catalunya independentista quede absolutamente aniquilada. Va de las intenciones del PP-C´s de recentralizar todo lo posible y que Catalunya pase a ser una simple región más de España. 

Cada vez que les oigo me dan más ganas de irme, pero no es lo que quiera yo, es lo que quiera la mitad más uno (al menos) de los catalanes (y ahora hablo de votos emitidos en un referéndum)

El segundo motivo para que no esté en la calle brindando con cava con mi senyera es que uno no puede estar alegre cuando lo que vienen va a ser dos meses terribles: movilizaciones en las calles, es de suponer que pacíficas como lo han sido siempre por parte del movimiento independentista, ataques violentos de la Extrema Derecha (ayer empezamos) que representa una minoría absoluta en Catalunya (en España me temo que no) a la que el Gobierno (el Central) les ha enseñado que pegar sale gratis, posibles huelgas generales por parte de la CUP a la que hundir la economía del país (Catalunya) le importa un pito, y más tensión con tus amigos unionistas porque estamos todos un poco sensibles.

Así que, parafraseando a Llach, un mito del catalanismo y robándole la frase y la canción en un contexto bastante diferente y que  se podría aplicar a los dos "bandos": no era això, companys no era això... 




Companys, no és això 

No era això, companys, no era això
pel que varen morir tantes flors,
pel que vàrem plorar tants anhels.
Potser cal ser valents altre cop
i dir no, amics meus, no és això.

No és això, companys, no és això,
ni paraules de pau amb garrots,
ni el comerç que es fa amb els nostres drets,
drets que són, que no fan ni desfan
nous barrots sota forma de lleis.

No és això, companys, no és això;
ens diran que ara cal esperar.
I esperem, ben segur que esperem.
És l'espera dels que no ens aturarem
fins que no calgui dir: no és això.


martes, 3 de octubre de 2017

Tanques por la Diagonal.

Hace muchos años que bromeamos con el tema: veremos entrar tanques por la Diagonal. Pues vamos allá. 


Acabo de oír a hablar a SM Imperial el Rey Felipe VI. Uno no esperaba mucha cosa de un Borbón  y menos llamándose Felipe, pero lo que he oído supera mis más pesimistas previsiones (otra vez) Ni una sola palabra de "diálogo"

En resumen nuestro querido Rey (o no, como dice un bloggero) se sitúa en la parte más radical del constitucionalismo y el españolismo inamovible. Hasta tenía cara de mala leche. Ha sido hostil y ha dejado claro justamente lo que tendría que intentar evitar: los catalanes no somos los suyos o al menos los 2.100.000 independentistas. Somos sus enemigos y de alguna manera y de forma soterrada nos prometió lo que quiere oír el ala dura del PP: leña al mono (catalán) Nada de volvernos a seducir. A someternos, como mandan los cánones, la buenas costumbres y la tradición borbónica. 


Felipe VI continuando con la magnífica labor de Felipe V 

Así que ya tenemos claras las cartas. Cero posibilidad de diálogo que ya ni el Rey menciona. 

Nosotros iremos hacia la independencia con la DUI (con lo que no estoy de acuerdo porque creo que las cosas hay que hacerlas bien, con una oferta de lo que ofrece España contra lo que nos ofrece la independencia, a la que llegaríamos en un proceso mucho más largo, internacionalizando las protestas y haciendo huelgas generales semanales hasta que lo consiguiéramos) y ellos con sus cuerpos de seguridad (armas) y la justicia que teledirigen. 

De momento he fallado la mayoría de mis pronósticos, sin ir más lejos pensaba que votaríamos y no pasaría nada, que luego ya se desacreditarían el referéndum, que no serían tan ruines de hacer lo que hicieron. No podía imaginar el cinismo con el que la España en blanco y negro ha ninguneado la barbarie del otro día. 

Machado más de moda que nunca con su "Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora". Y soy injusto poniendo Castilla, cambiémoslo por Estado Español. 

Me gustan la literatura distópica estilo "1984" o "Farenheit 451" y mi apuesta tiene un poco ese aroma gris, triste y espeluznante que rebosan las dos novelas. 

Me mojo con mi predicción de futuro. 

- En los próximos días Puigdemont (¿el 6 de octubre?) declarará una DUI, el peor escenario posible y con el que ya he comentado que no estoy de acuerdo. Se verá obligado por las urnas y por la presión de la CUP. La alternativa serían unas elecciones autonómicas en las que arrasaría el independentismo probablemente, pero es una etapa que parece más que superada y que tampoco solucionaría mucho (o nada). Vuelta a la casilla de salida... 

- La respuesta del PP será lo que le pide el ala dura del PP (o Ciudadanos que son los mismo), el sueño húmedo de Rivera y Albiol;  la aplicación del artículo 155 y Puigdemont y el resto del Govern que firmen la DUI en la cárcel. 

- Protestas en las calles, masivas y, para mantener el orden público, ya están la GC y PN que tienen unas ganas de repartir que se mueren y que por alguna cosa, digo yo, no se han ido a sus casas. Como estas manifestaciones ya no serán tan fáciles de manejar (no creo que la voluntad de dejarnos pegar sea indefinida, a alguien se le acabarán cruzando los cables, la respuesta de las Fuerzas de Seguridad del Estado será proporcionada estilo el 1-O y habrá algún muerto que dirán que es lo que queríamos en el colmo del cinismo) pedirán refuerzos al Ejército y, por tanto, entrada de los tanques por la Diagonal: el mito del imaginario popular hecho realidad. 


- Evidentemente todo esto va acompañado de la aplicación del Estado de Excepción. 

Llegados a este punto se acabó el Estado Autonómico en Catalunya hasta las próximas elecciones generales en las que veremos de qué pasta están hechos los españoles (me temo lo peor) Pero si no gana el PP-Ciudadanos, ganará el PSOE (lo mismo)

A todos los que penséis que soy un exagerado viajad al pasado e imaginaos la cara que pondríais hace una semana si os explican que el 1-O habría 800 heridos... pues eso.

Aquí acaba mi previsión de optimista bien informado. Espero, evidentemente, equivocarme, así que si alguien vislumbra otra salida espero impaciente vuestras previsiones de paz y amor. 

domingo, 1 de octubre de 2017

España ha muerto

Escribo estas líneas en castellano, mi lengua materna, desde un avión que me devuelve a Barcelona desde Bilbao, donde estaba por trabajo.

Adelanté mi vuelta unas horas, sin disfrutar de hacer el turista por Bilbao, para ir a votar. Pensaba que para una jornada festiva. Ya habría tiempo el día 2 para interpretar resultados y esas cosas.   

Pero antes de subirme al avión me llegan por twitter las primeras imágenes de los colegios electorales. Dios.



Llamo a mi madre cabreadísimo por los videos en los que cargan contra gente que solo quiere votar, contra una señora de su edad, de unos 70 a la que tiran al suelo. "Pon la tele y cuando llegue me dices" 

Pongo el avión en modo avión, que remedio. Leo un rato pero pienso en las imágenes que le he enseñado a dos chicas de Bilbao que van por trabajo a Barcelona. "Joder, parece sacado de los años 70" Correcto.

No sé que está pasando ahora pero tengo suficiente para tener clara una cosa. La España con la que me eduqué ha muerto. La España con la que durante mucho tiempo pensábamos, seguramente de forma ilusa, que nos entenderíamos, ha muerto. La España a la que uno, aún siendo independentista, veía con simpatía en los partidos de selección, ha muerto.

La última frontera ha sido sobrepasada: la de la violencia. La violencia por parte de las fuerzas de seguridad: la violencia de estado. 

Los que me dicen que se estaba cometiendo un delito les preguntaría qué cual. Nadie (político, fiscal, juez) ha dicho que ir a votar hoy fuera delito. ¿Por qué carga la policía contra ciudadanos que no están cometiendo un delito?

Se me puede rebatir que soy injusto, que este es el gobierno de unos pocos (PP y Ciudadanos) y que el resto de España son buena gente y no opinan así. Es posible. Eso nos lo dirá la reacción de esta "otra España" con la que muchos creen (creemos?, creíamos?)  que podríamos convivir en paz y harmonía. 

Desgraciadamente creo que excepto en zonas localizadas (Euskadi) la idea mayoritaria en el resto de España será que "nos lo hemos buscado" y que "había que defender el Imperio de la Ley y el Orden" Y no lo digo por que TV3 me haya comido el coco, lo digo por las conversaciones que he tenido con extremeños, andaluces y gallegos en estos días. Con algunos, porque había otros mucho más moderados evidentemente a los que estoy seguro que estas imágenes les horrorizarán. 

El PP ha roto España de forma definitiva con la impagable ayuda de Ciudadanos (condenarán hoy la violencia de las fuerzas del estado?) Felicidades.

Aquí solo se puede estar con los que pegan o con los que reciben. La equidistancia es imposible aunque en los próximos días veremos a Iceta y compañía hacer juegos malabares. 

Y no creo que solo sea yo, creo que muchísimas personas me comprarán la reflexión: aunque no haya independencia, la desconexión emocional de Catalunya con el resto de España es absoluto e irremediable. 

Una vez más Iñaki Gabilondo podrá decir aquello de "así piensan convencer, seducir, a los catalanes para que se queden? Ese es su plan?"

Si alguien quiere que esto no sea así solo hay una esperanza: que en los próximos días la sociedad civil española y las fuerzas políticas que no son de derechas en España se levanten contra este gobierno y fuercen elecciones ya. Y que en las próximas elecciones gane un Gobierno capaz de entender a esta gran parte de Catalunya que sabríamos que porcentaje es si nos dejaran votar. 

Pero, francamente (nótese el juego de palabras), no lo veo.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Punto de no retorno

Ya hemos llegado queridos amigos al punto de no retorno;  esa imaginaria línea donde por mucho que frenes te la pegas, ese momento en que, casado, has subido medio trompa a casa de un pivón a las 3 de la madrugada. No hay vuelta atrás.


El gobierno del PP está aplicando la ley en Catalunya con una severidad sin precedentes, con un exceso de celo del que jamás se había tenido noticia (diría que ni en la época de ETA) y ha decidido que hay que poner toda la carne en el asador para que se respete la legalidad. La suya, claro, la misma que se pasan por el forro cuando les da la gana, que es a menudo. Aplicando el famoso 155 de forma velada. 

Hasta aquí uno podría estar de acuerdo porque la ley hay que aplicarla.  A uno que no sabe de leyes solo se le ocurre que, o se aplica de forma torticera o tenemos una ley que permite que se encarcele a personas por sus ideas, por disentir. Lo que se ha llamado toda la vida presos políticos. Malo o peor. A elegir.


Seguramente, como casi siempre, no hay una respuesta única, es, como en los éxamenes, un "todas las anteriores".


Estamos en un pais gobernado por los herederos de Franco porque, que nadie se equivoque, el franquismo está muy vivo en España, y el deje autoritario, chulesco y colonial no ha perdido fuerza. Hay que recordar que España no tiene extrema derecha porque está en el PP bien a gustito. 


Esta chulería como siempre está apoyada sobre tres pilares indispensables: tener un TC que hace lo que ellos dicen (para algo lo han puesto), unos jueces que no son en absoluto independientes y, por último el ejército (en especial la Guardia Civil) 


La dialéctica del gobierno del PP tiene, desde siempre, ese toque de desdén, de amenaza velada o directamente de amenaza como estamos viendo en Rajoy estos días. 


Hemos ido tragando con "leyes mordaza" y recortes de libertades: a la cabeza la libertad de expresión seguida de la de reunión o la de voto. Votar algo que a ellos no les guste es ilegal. Votar, aunque sea una simple consulta, sobre algo que no está amparado por la Constitución es ilegal. Que alguien me explique por qué. Estar en contra de la Consitución es ilegal? 


Hemos tenido titiriteros en la cárcel, gente que hacía chistes de mal gusto encausados, transexuales que ofenden a la iglesia en los tribunales, como si los buenos modales o el buen gusto estuvieran por encima de la libertad de expresión. 


Tenemos las "cloacas del estado" creando mentiras para falsear elecciones y ministros del Interior que chulean de "cargarse la sanidad" La catalana claro... y que quede claro, cargarse la sanidad cuesta vidas. Haced una regla de tres.


Pero hemos ido tragando, se ha tragado cuando requisan carteles, urnas o papeletas o cuando no se puede discutir sobre el 1-O (Anna Gabriel et alt). 


Cada vez hay más represión: en las leyes  y en la interpretación sectaria de las mismas.


El problema está claro: los dirigentes del PP son la extrema derecha de este país, incapaces de detectar que tenían un problema (hasta hace 4 días Madrid capital ninguneaba el "tema catalán") o sin ninguna voluntad de arreglarlo de forma distinta a lo que aprendieron de sus mayores (mano dura, jueces y ejército) Razón y ABC hoy día están húmedos...


En la izquierda tradicional, también gran culpable de haber llegado a este punto, las cosas no están mejor. La sultana representa al cepillador del Estatut, inicio de todo, Iceta es un niño pequeño con una piruleta, esperando que el sueño de una España federalista y plural se convierta en realidad cuando hay más indicios de vida inteligente en CR7 y Pedro Sánchez suficiente tiene con mantener la silla. Lo que más se parece a un espanol de izquierdas es uno de derechas. Ya se sabe. 


Podemos y compañía reaccionan tarde, algo es algo... a ver que recorrido tiene su protesta y si no es algo puramente táctico para cambiar el gobierno del PP como sospechamos muchos.


Estamos en el punto de no retorno. Si los ciudadanos españoles no lo arreglan (que no parece) y deciden cambiar su país, algo se ha roto definitivamente con España, independientemente de si hay independencia o no.


Esperemos que nadie caiga en las provocaciones y no haya violencia física. Respeto a las opiniones de todos pero ahora si que hay dos bandos claros: si te parece bien lo que está haciendo el PP estamos en aceras diferentes e irreconciliables. 



viernes, 8 de septiembre de 2017

La previa del 1-O

Me han pedido que de mi maravillosa e iluminada visión sobre los días previos a la votación (o no) del 1-O. Voy.


Para empezar: estaba de vacaciones con mis churumbeles en Lisboa y lo he seguido de lejos. Hoy en día es difícil ponerse al día con los periódicos porque están totalmente polarizados: o independentistas o unionistas entre los que se encuentran muchos de los editados en Catalunya como La Vanguardia (que ya utiliza el mismo lenguaje que El Mundo rollo "deriva independentista") o El Periódico que se ha vendido de forma definitiva tras los atentados. 

Así que he seguido las noticias por los diarios y por las redes sociales pero de aquella manera. 

Al lío: el Govern está haciendo para lo que se le votó y por  lo que tiene mayoría absoluta. Sé que suena innovador y hasta revolucionario pero no hacen nada que no fuera su principal (¿única?) promesa electoral. Que aprendan los del PP. 


Lo harán mejor o no,  arriesgando más o menos (capital), con aciertos y errores. Pero era su promesa y la están llevando a cabo. 

Quizás el gesto más feo ha sido el de retirar unas banderas españolas del Parlament porque a una parlamentaria le molesta (¿y?) Pero vaya por Dios, no era independentista, era de Podem y las retiraba porque su bandera era la republicana (no la "estelada") Evidentemente se ha utilizado como odio hacia España por parte del independentismo cuando era otra cosa. Lo normal.  

El gobierno del PP está sacando toda la artillería legal a su alcance (lógico) sobre todo si tenemos en cuenta que ya había desempolvado hace meses toda la artillería no legal en forma de guerra sucia. Ya sabes, aquello de las cloacas del estado.  

Nos queda la duda de saber si sacará toda la artillería en sentido estricto. Ya sabéis, cañones, tanques y esa cosas que siempre hemos dicho que no veríamos pero... empiezo a dudarlo. 

Toda la artillería es mucho decir en España, país en el que la separación de poderes brilla por su ausencia: o sea que el TC, el Fiscal General del Estado bla, bla, bla son el mismísimo Rajoy. 

Si España fuera un estado modélico todo lo que hace sonaría bien: pedir un respeto por la legalidad, no gastar dinero público en cosas no necesarias, no desobedecer a los tribunales... pero es que hablamos de la España que hablamos, la del 2017, donde el partido que la gobierna que es el PP y donde se pasan la legalidad por el forro de sus caprichos día sí y día también. 

El espectáculo de abandonar el Parlament está muy bien, queda muy sentido, pero es una pena que sea el único tema que les indigne. PP y Ciudadanos, PSC y el batiburrillo de Los comunes-Podem no vibran con ninguno de los trescientos escándalos que afectan a España, su país. Naderías que cuestan miles de millones, no los 5 que le reclaman a Mas por el 9-N. 

Uno entiende que las cloacas del estado las compran porque no dicen nada. Por ejemplo. O que nadie ve ningún motivo para una moción de censura al PP que está en juicios por corrupción un día sí y otro también y que utiliza de forma descarada las estructuras del estado con fines políticos.

Lo que está pasando en el Parlament es muy triste, poco edificante. Claro. Pero, ¿hay otra opción? Con la independencia de Catalunya, para no perder la visión de conjunto hay que preguntarse siempre: ¿cuál es la alternativa? ¿ Cuál es la tercera vía?

La alternativa es la España del PP (si hubiera estado el PSOE sería lo mismo no nos engañamos) centralista, que solo entiende la sensibilidad castellana y que en 6 años no ha sido capaz de ofrecer nada diferente a una "promesa de diálogo".  Seis años para prometerte que se pueden sentar contigo a hablar (guau!!!) aunque diciendo que hay unas líneas rojas que no es que no se toquen , es que uno no se puede ni acercar, y  que son, para la mayoría de los catalanes, inasumibles. 

Respecto al Referéndum que han expresado la mayoría de catalanes que querrían que se hiciera negociado con el estado no hay (tampoco) tercera vía. No se hace y punto. 

Así que estamos en el único escenario posible a estas alturas: el gobierno de Rajoy haciendo todo lo posible e imposible para acojonar a los políticos y funcionarios para que no se vote y al Govern pasándose la legalidad española por el forro de sus caprichos. 

Como no puede ser de otra manera esto deriva en un vodevil parlamentario en el que se gritan, se indignan, se insultan, se desprecian.. y luego quedan para tomar café. 



¿Qué pienso de toda esta tragicomedia? Que no me interesa. 

A mi me interesa votar, expresarme democráticamente el día 1-O y ver que hace el Estado Español con la decisión del pueblo catalán o "tirar pel dret". Ya queda menos.